Abenewco 1 da de plazo a sus acreedores hasta el 24 de junio para adherirse a su acuerdo de reestructuración

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Abenewco 1, la filial operativa que quedará tras la liquidación de la matriz Abengoa, ha dado de plazo a sus acreedores hasta el próximo 24 de junio para adherirse a su acuerdo de reestructuración.

En una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía indicó que propone a sus acreedores una nueva operación que le dotará de “liquidez y líneas de afianzamiento suficientes para llevar a cabo su plan de negocio”.

Además, destaca que la reestructuración simplificará su estructura de capital y permitirá que la empresa “tenga un accionista mayoritario por primera vez desde 2017”.

- Publicidad-

En este sentido, la compañía indica que el acuerdo negociado con los acreedores está “mayoritariamente” en línea con el firmado anteriormente en agosto de 2020, “pero ajustado a los nuevos desarrollos que han tenido lugar desde entonces”.

De todas maneras, este acuerdo pende de la aprobación definitiva por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) de financiación por 249 millones de euros a través de seis sociedades filiales, ya que Abengoa está en concurso de acreedores y su nueva filial operativa, Abenewco 1, tiene un desfase patrimonial que le impide acogerse al rescate.

Además, el plan de la compañía prevé 300 millones en avales de Cesce y la aportación de 200 millones de euros por el fondo estadounidense TerraMar, de los cuales 140 millones los aportaría en forma de préstamo y 60 millones en la compra de acciones, que le darían el 70% del capital social de Abenewco 1.

Abenewco 1 subrayó que espera que la implementación de este acuerdo de reestructuración “tenga lugar a fines de junio o principios de julio”.

PLAN DE VIABILIDAD.

Este miércoles, el consejo de administración de Abenewco 1 aprobó por unanimidad las proyecciones financieras que sustentan el plan de viabilidad de la empresa, donde prevé nuevas contrataciones por valor de 968 millones de euros para este año y ventas de hasta 783 millones de euros.

Este plan de viabilidad considera el rescate de 249 millones de euros concedido por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), los 200 millones concedidos por Terramar y 300 millones de líneas de avales ‘Super Senior New Bonding’, junto con la renovación de las dos líneas ‘New Bonding’ existentes en capacidad ‘revolving’.

En lo que se refiere a las ventas, la empresa espera alcanzar los 783 millones a finales de este año para ir incrementando la facturación hasta los 2.703 millones en 2030.

El grueso de las ventas durante el periodo procedería de los principales mercados del grupo, mientras que en el área ‘Ring-Fence’ los ingresos oscilarían entre los 104 millones del primer año y los 177 millones del último. De su lado, las contrataciones se incrementarían desde los 968 millones hasta los 2.874 millones de 2030.

Por su parte, la facturación en el negocio de Ingeniería y Construcción alcanzaría este año los 675 millones de uros, para pasar a los 962 millones en 2023 y cerrar 2023 con un nivel de 2.616 millones.

El grupo estima también un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 110 millones para este año, cifra que se reduciría hasta los 99 millones en 2023 y comenzaría a expandirse de forma gradual hasta los 266 millones en 2030.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.