Acciona se adjudica la operación y mantenimiento de una depuradora en Egipto por 88 millones de euros

La tercera más grande del mundo

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Acciona se ha adjudicado un contrato en Egipto de 87,58 millones de euros para operar y mantener durante ocho años la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Gabal El Asfar, en El Cairo, que cuenta con una capacidad total de 1,5 millones de metros cúbicos diarios.

La española realizará este contrato en consorcio con la empresa local DHCU, incluyendo también los trabajos de extracción y aplicación agrícola de lodos en la parcela anexa y la ejecución de una serie de mejoras, entre las que destacan la instalación de nuevos gasómetros, la renovación del sistema de deshidratación de lodos y la implantación de un nuevo sistema de supervisión y control (SCADA).

- Publicidad-

Además, el proyecto contempla una partida adicional de 45 millones de euros para la ejecución de otras mejoras y reposiciones a lo largo del contrato para el que es el mayor complejo de depuración de África y Oriente Medio, y el tercero del mundo.

La fase 1 es la más antigua del complejo y cuenta con una línea de agua que incluye pretratamiento, decantación primaria y un proceso de fangos activos convencional con desinfección final del efluente. La línea de lodos consta de una fase de espesamiento, digestión anaerobia con producción de biogás y recuperación energética y deshidratación del lodo mediante filtros banda.

Acciona trabajará mano a mano con DHCU, actual operador de la planta, con el objeto de optimizar el funcionamiento de la instalación y actualizar los procesos mediante la ejecución de las mejoras previstas. De hecho, Acciona ya construyó y operó durante dos años la fase 2 del complejo.

La EDAR trata el agua residual de cuatro millones de habitantes de El Cairo y dispone de una parcela experimental de aprovechamiento agrícola del fango deshidratado. El agua tratada es aprovechada posteriormente para el riego y la cosecha de fruta de dicha parcela.

Acciona es actualmente responsable de la potabilización de las aguas procedentes del río Nilo, para su posterior distribución a El Cairo y su zona de influencia, operando la estación de tratamiento de agua potable (ETAP) de New Cairo, así como otras cuatro EDAR para la entidad oficial que gestiona el tratamiento del agua en el país.

La compañía ha construido otras cinco plantas de tratamiento de agua potable en el país con una capacidad de más de 600.000 metros cúbicos al día, que dan servicio a unos 6 millones de personas. El pasado año, también finalizó la construcción de la EDAR de Bahr Al Baqr.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.