AEE ve una amenaza para la eólica la presión sobre precios de subastas a precio único y el proteccionismo

Defiende la eólica como el elemento central de un nuevo modelo económico “más resistente e independiente de la amenazas geopolítica externas”

BILBAO, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Juan Diego Díaz, ha afirmado que la “presión” sobre los precios de las subastas adjudicadas con criterio de precio único, más el “proteccionismo” de determinados mercados, constituyen una “amenaza real” para la industria eólica europea.

Por otra parte, ha asegurado que esta energía es el “elemento central” de un nuevo modelo económico “más resistente e independiente de la amenazas geopolítica externas”.

El representante de la Asociación Empresarial Eólica ha realizado estas manifestaciones en el acto de apertura del Congreso WindEurope, que reunirá a los principales actores de la industria eólica europea, del 5 al 7 de abril, en el BEC de Baracaldo (Vizcaya).

Juan Diego Díaz ha dedicado sus primeras palabras al pueblo ucraniano, con el que ha mostrado su solidaridad por “los estragos y las consecuencias de la guerra”.

“En cierta medida, todos estamos sintiendo los efectos del conflicto y sus consecuencias geopolíticas, económicas y sociales. Pero también estamos experimentando un impacto emocional por esta agresión injusta al considerar el terrible impacto de la guerra en el pueblo de Ucrania”, ha destacado.

Juan Diego Díaz ha recordado la anterior edición de este Congreso, hace tres años, y ha apuntado que ahora los tiempos son “mucho más desafiantes que entonces” y están llenos de “momentos de la verdad” donde como sociedad hay que “demostrar determinación, firmeza, ambición, cooperación y responsabilidad”.

RENOVABLES

En su discurso, ha destacado el “fuerte consenso” existente en Europa con el “gran” proyecto común “Fit for 55” y la mejora del objetivo de penetración de las renovables hasta alcanzar el 45% y ha subrayado que las energías renovables son la “solución estructural indiscutible para conseguir objetivos climáticos y económicos, pero también sociales”.

Entre las energías renovables, la eólica es el “elemento central de un nuevo modelo económico, más resistente y más independiente de las amenazas geopolíticas externas”.

Asimismo, ha subrayado que los problemas de la cadena de suministro son un “desafío clave” para los principales fabricantes europeos de aerogeneradores. Según ha apuntado, la carrera por reducir el coste de la energía ha supuesto “enormes inversiones” en I+D, que “no se han amortizado adecuadamente debido a la dinámica de los mercados”.

Junto a ello, ha añadido que “la presión sobre los precios de las subastas adjudicadas con criterio de precio único, más el proteccionismo de determinados mercados, constituyen una amenaza real para la industria eólica europea”. No obstante, ha indicado que hay herramientas para abordarlo, “permisos y subastas”.

Según ha apuntado, la concesión de permisos es “una tarea importante en Europa” y, en este momento, la mayoría de los Estados miembros no cumplen con las pautas de la Directiva de energías renovables.

Ha recordado que la Comisión europea, “preocupada” por ello y “empujada” por la situación actual, ha establecido “recomendaciones muy claras” a través de la iniciativa REpowerEU, que identifica la necesidad de acelerar los permisos y establecer esquemas de “vía rápida”.

De hecho, según ha apuntado, los problemas de permisos están directamente relacionados con la aceptación social, y el despliegue de energías renovables está generando “cierto debate social en algunas áreas rurales”. “Por esta razón, es muy importante que trabajemos junto con las comunidades locales, a través del diálogo, la sensibilidad social, la transparencia y el reparto de ingresos, para demostrar el valor real y los grandes beneficios que la energía eólica ofrece a las zonas rurales y a su gente”, ha agregado.

El presidente de la AEE ha afirmado que el diseño de las subastas es otro de los “impulsos principales” y hay que “conseguir sacar el máximo valor añadido a la tecnología y cuidar la capacidad industrial”. Según ha explicado, con las nuevas normas de ayudas estatales aprobadas en Europa, los países pueden diseñar subastas con un 30% del peso de la adjudicación asignado a “criterios sin precio”.

Asimismo, ha querido lanzar un mensaje sobre la necesidad de la confianza de los inversores como “pilar para superar la crisis actual y lograr los objetivos climáticos al final de esta década”. “Un escenario seguro y estable es obligatorio para atraer las enormes inversiones que Europa necesita. Las inversiones verdes son parte de nuestra fortaleza para el futuro”, ha manifestado.

LA PRIMERA FUENTE DE ENERGÍA DEL MIX ESPAÑOL

Por último, ha afirmado que España siente la “energía eólica en su ADN” y las empresas del país llevan “más de veinte años trabajando a nivel mundial para hacer realidad la transición energética”.

“Después de tanto tiempo, hemos alcanzado un hito clave: la energía eólica es ya la primera fuente de energía eléctrica de nuestro mix y uno de los sectores industriales estratégicos de nuestra economía, con más de 30.000 empleos. Crezcamos juntos”, ha apelado.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.