Airbus colaborará en un programa de prueba de hidrógeno con el objetivo de aviones cero emisiones en 2035

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Airbus ha firmado un acuerdo de asociación con CFM International (CFM), una compañía propiedad al 50% de GE y Safran Aircraft Engines, para colaborar en un programa de demostración de hidrógeno que se iniciará en torno a mediados de esta década.

Así lo ha anunciado el fabricante aeronaútico en una conferencia de prensa, en la que ha destacado que el objetivo del programa es probar en tierra y en vuelo un motor de combustión directa alimentado por hidrógeno, con vistas a la puesta en servicio de un avión con cero emisiones en 2035.

La demostración se basará en un A380 que funciona como banco de pruebas en vuelo y que está equipado con depósitos de hidrógeno líquido preparados en las plantas de Airbus en Francia y Alemania.

Airbus también definirá los requisitos del sistema de propulsión de hidrógeno, supervisará las pruebas en vuelo, y proporcionará la plataforma del A380 para probar el motor de combustión de hidrógeno en la fase de crucero.

Para la directora técnica de Airbus, Sabine Klauke, este es el paso más importante que ha dado Airbus para adentrarse en una nueva era de vuelos propulsados por hidrógeno desde la presentación de sus nuevos conceptos ZEROe en septiembre de 2020.

“Esta alianza internacional, que combina la experiencia de fabricantes de motores estadounidenses y europeos para avanzar en la tecnología de combustión de hidrógeno, envía un mensaje inequívoco del compromiso adquirido por nuestro sector de hacer realidad los vuelos con cero emisiones”, ha destacado.

Dentro del programa, CFM International modificará la cámara de combustión, el sistema de combustible y el sistema de control de un motor turbofán GE PassportTM que funcionará con hidrógeno.

El motor, ensamblado en EE. UU., se seleccionó para este programa por su tamaño físico, su turbomáquina avanzada y su flujo de combustible. Además, CFM llevará a cabo un programa intensivo de pruebas en tierra antes de iniciar las pruebas en vuelo del A380.

Según el presidente y consejero delegado de CFM International, Gaël Méheust, la combustión de hidrógeno es una de las tecnologías base que están desarrollando y consolidando dentro del programa CFM RISE.

Asimismo, ha resaltado que uniendo las capacidades y la experiencia de CFM, de sus empresas matrices y de Airbus, han creado “el equipo perfecto para demostrar satisfactoriamente un sistema de propulsión de hidrógeno”.

CFM y Airbus comparten su compromiso como firmantes del objetivo del Grupo de Acción para el Transporte Aéreo en octubre de 2021 de lograr un sector de la aviación con cero emisiones netas de carbono para 2050.

Para cumplirlo, se proponen desarrollar y poner a prueba la tecnología necesaria para que estas aeronaves de cero emisiones sean una realidad dentro del ambicioso calendario que se ha definido.

TRES CONCEPTOS DE AVIÓN CERO EMISIONES

En septiembre de 2020, Airbus reveló tres conceptos para el primer avión comercial de cero emisiones que podría entrar en servicio en 2035 y que exploran diversas vías tecnológicas para liderar el camino de la descarbonización en la industria aérea.

Los tres están basados en el hidrógeno como fuente de energía primaria, una opción que Airbus considera “excepcionalmente prometedora” como combustible de aviación limpio y que es probable que sea la opción para una industria más limpia.

El primero de los tres conceptos se trata de un diseño con turbofán para aviones de entre 120 y 200 pasajeros con alcance de más de 2.000 millas náuticas. Los aparatos serían capaces de realizar operaciones transcontinentales y estarían propulsados por un motor de turbina de gas modificado que funciona por combustión de hidrógeno, en lugar de utilizar combustible de avión. El hidrógeno líquido se almacenará y distribuirá usando tanques ubicados detrás del mamparo presurizado trasero.

El segundo es un diseño con turbohélice, para aviones de hasta 100 pasajeros, que utiliza un motor turbohélice en lugar de turbofán, propulsado también por combustión de hidrógeno en motores de turbina de gas modificados, lo que les permitiría viajar más de 1.000 millas náuticas.

El último es un diseño con cuerpo de ala mixta de hasta 200 pasajeros en el que las alas se fusionan con el cuerpo principal de la aeronave y con un alcance similar al del concepto que utiliza turbofán. El fuselaje, excepcionalmente ancho, permite múltiples opciones para el almacenamiento y distribución del hidrógeno, así como para la configuración de la cabina.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.