Alsa participa en un proyecto europeo de tecnología 5G en pruebas para mejorar la movilidad

Única empresa de movilidad de personas europea participante

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Alsa participa como empresa socio-estratégica en el proyecto europeo 5G-Mobix, siendo la encargada de probar las potencialidades de la tecnología 5G en el transporte de viajeros y su papel en el futuro de la movilidad cooperativa, conectada y autónoma, dentro del corredor transfronterizo España-Portugal.

Se trata de la única empresa de movilidad de personas europea que participa en este proyecto cofinanciado por la Comisión Europea en el marco del Programa Horizonte 2020 y aprobado en 2018 con el objeto de desarrollar y probar funcionalidades en vehículos automatizados utilizando el 5G a lo largo de corredores transfronterizos.

El objetivo es llevar a acabo pruebas en entornos rurales y urbanos bajo condiciones de tráfico vehicular, cobertura de red y demanda de servicios, considerando a su vez los aspectos legales, comerciales y sociales.

La compañía señala en un comunicado que las distintas aplicaciones de la movilidad automatizada podrían beneficiarse del 5G, como las maniobras de conducción cooperativa entre vehículos y organización de convoyes de camiones, la fusión de carriles en autopistas, el aparcamiento con valet, la conducción en entornos urbanos o el control remoto de vehículos, entre otras.

En este sentido, Alsa participará junto a instituciones españolas como la Dirección General de Tráfico y portuguesas como el Instituto de Movilidad y Transporte, entre otras empresas de investigación y del entorno de las tecnologías de la información (TIC).

En concreto la prueba en la línea de autobuses internacional entre Vigo y Oporto busca definir escenarios de despliegue e identificar y responder a las posibles brechas de cobertura de 5G, para lo que se instalarán equipos a bordo del autobús de Alsa que opera esta ruta con el fin de medir los tiempos de emisión y recepción de los paquetes de datos.

DETALLES TÉCNICOS DE LA PRUEBA

La prueba realiza un mapeo de alta definición por medio de los diferentes sensores y posicionadores instalados en el autobús, que trazan un mapa de la ruta con gran precisión, cuyos datos se envían en tiempo real a través de un router 5G. Se han instalado, además, dos cámaras de visualización de alta definición con las que se puede medir el tiempo que tarda en enviar y recibir los paquetes de imagen.

Durante el trayecto, los pasajeros tendrán la opción de visualizar un vídeo en streaming 4K, donde se estudiará el tiempo de carga y la calidad del video, para que los viajeros puedan valorar la calidad de imagen y la sensación que han tenido.

Se espera que las administraciones públicas utilicen los estándares y recomendaciones de los resultados de las pruebas 5G para futuras licitaciones públicas TIC. Los resultados también contribuirán a que empresas industriales desplieguen aplicaciones mientras se generan nuevos modelos de negocio alrededor de la movilidad cooperativa, conectada y autónoma.

«Estamos convencidos de que el 5G será más que un desarrollo tecnológico y que nos va a permitir reducir accidentes de tráfico y realizar viajes más eficientes, mediante una conducción continua y estable. Sabemos que nos dará mayor capacidad de anticiparnos a incidencias de tráfico y que todo esto redundará en la reducción de las emisiones, mejorando los índices de contaminación ambiental, pero muy especialmente será clave en nuestro empeño por propiciar la cohesión del entorno rural», señala el consejero delegado de Alsa, Francisco Iglesias.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.