Álvarez dice que el “desequilibrio de fuerzas” con la CEOE impide el acuerdo para derogar la reforma laboral

Afea al Banco de España que se meta como “elefante en una cacharrería” a “condicionar” el diálogo social

VALÈNCIA, 18 (EUROPA PRESS)

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha advertido este martes de que la negociación para derogar la reforma laboral “no puede estar condicionada a que la CEOE esté de acuerdo”.

“Sin duda, el problema para llegar a un acuerdo es que el desequilibrio de fuerzas impide el acuerdo, porque la patronal lo tiene todo y todo son excusas” y “no va a firmar nada si sabe que tiene derecho de veto”, ha remarcado.

Además ha afeado al Banco de España que haya entrado en el debate para hablar de despidos y de la ‘mochila austriaca’. Para Álvarez, “el Banco de España no debe de estar (en este debate) porque no le corresponde”. “Entre sus competencias no está meterse como elefante en una cacharrería cuando está abierta una mesa de diálogo social para intentar condicionarlo”, ha insistido.

Así lo ha manifestado Álvarez durante su intervención en el 43 Congreso Confederal UGT que se celebra desde este martes y hasta el próximo jueves en el Palacio de Congresos de València, y en el que está prevista su reelección como secretario general.

Álvarez ha pronunciado su discurso ante un nutrido cónclave entre los que estaba precisamente el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; y la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, a quien ha agradecido que en su discurso (previo al suyo) se comprometiera a “derogar” la reforma laboral del PP.

También han participado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; el secretario general de CCOO, Unai Sordo; o el alcalde de Valencia, Joan Ribó, entre otros. Además, el acto ha contado con la presencia del ‘president’ y la vicepresidenta de la Generalitat, Ximo Puig y Mónica Oltra, junto a varios consellers, y representantes de la patronal autonómica y de diversas organizaciones empresariales. También han intervenido, de forma telemática, los líderes nacionales de los principales partidos políticos.

EN LAS AYUDAS “HA FALLADO LA INTERMEDIACIÓN” DE LOS BANCOS

Álvarez ha recordado que con la Covid se paralizaron las negociaciones sobre la reforma laboral para centrarse en “atender” la pandemia y sus consecuencias, y ha puesto en valor cómo los sindicatos se “volcaron” para alcanzar acuerdos y poner en marcha instrumentos como los ERTE. “Estoy convencido que sin los ERTE, hoy tendíamos 3 millones de parados” más, ha aseverado.

Álvarez ha recordado que los acuerdos entre los agentes sociales y el Gobierno han permitido ayudar a empresas y trabajadores y ha querido dejar claro que no solo se han concedido ayudas sociales: “de cada 5 euros, 4 euros han sido para fortalecer el tejido productivo del país”.

Para el representante sindical, lo que ha “fallado” es “la intermediación”, el papel que han jugado las entidades financieras. Aquí ha aprovechado para mostrar su solidaridad con los trabajadores afectados por los ERE “infames e insoportables” planteados y ha pedido a los directivos de los bancos que “reflexionen”.

Para el líder sindical, “no es momento de repartir dividendos, de subir suelos, sino de mantener el empleo y el compromiso con nuestro país”.

Pepe Álvarez ha señalado que España tiene “retos importantísimos por delante” y “fortalecer los servicios públicos” es uno de ellos. Además, confía que en temas como las pensiones será “posible” llegar a un acuerdo. De hecho, ha celebrado que se han conseguido acuerdos por ejemplo para sacar una Ley del Teletrabajo en plena pandemia.

AUDITORÍA EN RESIDENCIAS CONVERTIDAS EN “CAMPOS DE EXTERMINIO”

El secretario general de UGT ha vuelto a pedir una “auditoría” para saber qué pasó en las residencias de mayores durante la pandemia y que, según ha denunciado, se convirtieron en “campos de exterminio” en los primeros meses.

Álvarez ha señalado que más allá de las responsabilidades que se puedan derivar, lo que quieren es poner “luz” en la situación de estos lugares y “tomar medidas para que nunca más se vuelva a producir una situación así”.

También ha hecho un llamamiento a la Unión Europea para que garantice la “seguridad” de los ciudadanos y ha pedido que “levante las patentes” de las vacuna para la Covid. Aquí ha felicitado al president de la Generalitat, Ximo Puig, por ser de los primeros en plantearlo. “La economía no puede estar por encima de las personas” y las vacunas “no pueden llegar a cuentagotas”, ha argumentado.

El 43 Congreso Confederal de UGT tendría que haberse celebrado en noviembre de 2020 pero ha tenido que esperar a mayo por la pandemia. Es la segunda vez en la historia del sindicato que se celebra fuera de Madrid, y en esta ocasión el lema es ‘REDvolución 6.0, un nuevo contrato social y medioambiental’.

Un total de 724 delegados y delegadas se han acreditado en el cónclave, el 90% de los 800 que estaban convocados y que representan a más de 941.000 afiliados a UGT. Durante el Congreso se debatirán un total de 1.207 enmiendas presentadas.

El secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, designado presidente de la mesa del Congreso, ha querido dar a los presentes la bienvenida a València, una ciudad de la que ha destacado sus bondades pero también ha querido poner de relieve la infranfinanciación de la Comunitat: “No os dejéis engañar, los valencianos tenemos una renta per cápita 12 puntos inferior a la media” de España, ha remarcado.

“PUNTO DE INFLEXIÓN”

El alcalde de València, Joan Ribó, ha saludado a los delegados y delegadas que han asistido a este Congreso y que tienen por delante “días de trabajo y reflexión” para abordar una “realidad marcada por la crisis climática y sanitaria global, que está provocando también una crisis económica y social a todos los niveles”.

Para el primer edil, “estamos en punto inflexión que está cambiando las reglas de juego” y “es más necesario que nunca que unamos esfuerzos para paliar la precariedad e incertidumbre de muchas personas y frenar el riesgo exclusión social y las desigualdades que se agravan en épocas como estas”.

Ribó cree que instituciones y sociedad civil “deben repensar juntas el futuro” y alcanzar un gran acuerdo para que “la crisis no la paguen los de siempre”, para “luchar contra la fragilidad de derechos laborales amenazados” y para que la “recuperación sea atendiendo a criterios de equidad social”.

El alcalde de València se ha mostrado convencido de que de este Congreso de UGT saldrán “propuestas e iniciativas para abordar las amenazas a las que hay que hacer frente, con la premisa de lograr un mundo mejor, más libre y más justo”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.