(AM) Gobierno y Euskadi renuevan la Ley del Cupo, que fija la aportación anual en unos 1.472 millones

Las haciendas vascas pasarán también a recaudar dos nuevos impuestos de gestión medioambiental

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La Comisión Mixta del Concierto Económico ha aprobado este jueves la renovación de la Ley Quinquenal del Cupo vasco, donde se mantiene el índice de imputación en el 6,24%, y se fija una aportación provisional del País Vasco al Estado del año base en 1.472 millones de euros, después del acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Pedro Sánchez con el PNV para no enmendar a la totalidad los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023.

Así queda reflejado en los acuerdos en materia financiera que han firmado este jueves la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con la representación vasca, formada por el consejero de Economía, Pedro Azpiazu, la consejera de Gobernanza Pública, Olatz Garamendi, y los tres diputados generales de las Diputaciones Forales del País Vasco.

- Publicidad-

De esta manera, se ha rubricado la aprobación de la nueva metodología de cupo para el quinquenio 2022-2026, con un importe muy similar al importe que actualmente estaba abonando el País Vasco al Estado con el anterior quinquenio. Eso sí, en este cupo base no está integrada como carga asumida la valoración de las políticas activas de empleo, que se instrumenta anualmente como compensación del cupo líquido a pagar al Estado.

Los importes definitivos se dividen en el cupo líquido de 2021 (1.403 millones de euros), las compensaciones financieras (definitivo 2021 y provisional 2022) y valoración de políticas activas de empleo (definitivo 2021 y provisional 2022).

En cualquier caso, esta nueva metodología de cupo para los próximos cinco años tendrá que ser ratificada por el Congreso y el Senado próximamente, al tratarse de una norma, que se tramitará en forma de leyes de artículo único.

DOS NUEVOS IMPUESTOS

Asimismo, se ha acordado en el seno de esta Comisión la concertación de dos nuevas figuras tributarias, que tienen que ver con gestión medioambiental: el impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables y el impuesto sobre el depósito de residuos en vertederos, la incineración y la coincineración de residuos.

De este modo, estas dos nuevas figuras tributarias pasarán a recaudarse por las haciendas vascas. También se adaptará el Concierto Económico a los cambios introducidos en el Impuesto sobre los Gases fluorados de Efecto Invernadero.

Lo que finalmente no se ha introducido, por el momento, han sido los nuevos impuestos a la banca y energéticas, aunque el consejero vasco Pedro Azpiazu ha reconocido que existen contactos con el Ejecutivo de Pedro Sánchez para concretarlo más adelante.

TAMBIÉN EL IMV

Entre los acuerdos en materia financiera, también está la instrumentación de la financiación de la gestión del Ingreso Mínimo Vital, que se transfirió al Gobierno Vasco hace unos meses en la Comisión Mixta de Transferencias.

También se ha acordado la participación de Euskadi en las dotaciones del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia, y en dotaciones extraordinarias para financiar funciones en materia sanitaria –cerca de 13,4 millones–, así como el complemento de becas –23,9 millones–.

Al estar el anterior quinquenio caducado, el Gobierno de Pedro Sánchez tiene previsto prorrogar la metodología de cálculo actual del cupo en las cuentas públicas para el año que viene, presupuestándolo en un importe de 1.680 millones de euros.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.