Asempleo cree que la primavera no comienza con la “suficiente fuerza” como para ser optimistas sobre 2021

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Empresas de Trabajo Temporal y Agencias de Empleo (Asempleo) considera que la primavera de este año no comienza con la “suficiente fuerza” como para poder ser optimistas de cara al comportamiento general del empleo en este 2021, aunque cree que ello dependerá de la aceleración del proceso de vacunación e inmunización de la población.

“Los registros laborales del mes de marzo dejan un sabor agridulce”, ha señalado el presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, tras conocer este martes los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social.

El empleo se incrementa por primera vez desde octubre y el paro cae por primera vez desde septiembre, al tiempo que disminuye el número de afectados por un ERTE y mejoran con fuerza las tasas de evolución interanual. No obstante, Asempleo recuerda que marzo es conocido por ser un mes estacionalmente bueno para el empleo.

Es más, en 2017, 2018 y 2019, marzo fue el tercer mejor mes para el mercado de trabajo, solo por detrás de abril y mayo. “En otras palabras, la primavera es un momento clave para la creación de empleo en nuestro país”, ha remarcado Cruañas.

Cruañas ha recordado que la primavera de 2020 fue “aciaga” para el mercado de trabajo español, y todavía se siguen notando las consecuencias, con 500.000 empleos menos, 400.000 parados más y 700.000 trabajadores en ERTE respecto a estas alturas del año pasado.

CREE QUE SERÍA MÁS PRECISO ANALIZAR LOS DATOS RESPECTO A 2019

Para Cruañas, existen dos formas de interpretar los datos, en función de si se quiere ver el vaso “medio lleno o medio vacío”. La perspectiva optimista remarcaría que este marzo ha sido el mejor para el mercado laboral desde octubre y que a pesar de las restricciones y de una Semana Santa casi inexistente, se consigue crear empleo, abriendo la puerta a una recuperación económica y laboral “más sostenida y vigorosa” si se acelera el proceso de vacunación e inmunización de la población.

A su vez, se podría afirmar que la suavización de las medidas de contención de la tercera ola ha permitido a más de 155.000 personas abandonar la situación de ERTE entre el 27 de febrero y el 31 de marzo; o que el desempleo cae por primera vez desde septiembre, bajando del umbral de los 4 millones de parados.

También es destacable la mejora en la tasa interanual de variación del empleo y del paro, aunque estas tasas quedarán distorsionadas a partir de ahora y sería más preciso analizarlas con respecto al nivel de 2019, según sugiere Asempleo.

La perspectiva pesimista argumentaría, por otro lado, que esa abrupta mejora de las tasas interanuales responde únicamente a un efecto base, debido al hundimiento del mercado laboral en marzo del año pasado, según el análisis de Asempleo.

Asimismo, destacó que se podría defender a su vez que el incremento de 71.000 afiliados es el menor en un mes de marzo desde 2014 (+84.000), sin contar el “aciago” mes de marzo de 2020. Finalmente, recordó que el último día de marzo de este año se destruyeron alrededor de 190.000 empleos, y que la afiliación a 31 de marzo ha retrocedido a niveles de principios de enero.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.