Asufin avisa de que las tarjetas revolving han elevado su TAE y se sitúan en un 20,17% de media

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El precio de las tarjetas revolving ha repuntado por primera vez en dos años y su TAE se sitúa en el 20,17%, frente al 18,88% registrado en el mes de junio y después del descenso progresivo desde 2019, según explica el V Barómetro Asufin de revolving.

La asociación ha explicado en el citado informe que esto se debe al efecto de las comisiones que aplican alguna de estas tarjetas y que contribuyen a encarecer estos productos.

Las comisiones están detrás de las cuatro tarjetas con tipos de interés más altos de las 13 analizadas, que son las que precisamente añaden en su porfolio de costes los de emisión o renovación: la tarjeta Después y la Después Oro de BBVA, que cobran 43 y 80 euros, respectivamente; la Mastercard Uniduo de Unicaja, con 44 euros, y la Visa Diamond Infinite Credit de Openbank, con 55 euros.

Los seguros de protección de pagos, que se contratan de forma opcional, son otro de los factores que disparan el coste de estas tarjetas. Las tarifas se han mantenido y van desde el 0,62% de Bankinter Platinum, el 0,76% de WiZink Oro y el 0,80% de Visa Pass Carrefour.

La asociación recuerda que estos porcentajes se cobran sobre la cantidad que se debe, por lo que genera un sobrecoste más elevado cuando la deuda es más grande y la cuota que se paga más pequeña.

En comparación con los datos de tarjetas proporcionados por el Banco de España, el coste de la revolving es 2,46 puntos porcentuales superior a la media de tarjetas de crédito, que se situó en septiembre en el 17,71%. Con préstamos de uno a cinco años, el 20,17% de revolving es superior al tipo de los préstamos en 13,02 puntos porcentuales.

Esta subida de precios se produce en un momento desfavorable para el consumidor, en tanto que se manifiesta en una época de intensidad del gasto debido a la inflación.

Asufin señala que el mayor problema se produce si el consumidor decide financiar con la cuota más baja: para 1.000 euros a 25 euros al mes, este coste ya supone estar cuatro años y 11 meses pagando y abonar 464,70 euros en intereses.

Si la deuda es de 5.000 euros, aunque aumentemos proporcionalmente la cuota hasta 125 euros, los intereses se disparan hasta los 2.323,50 euros.

“La comercialización de estos productos debe responder a los principios de préstamo responsable, realizando una correcta evaluación de la solvencia, informándole correctamente e incluso facilitándole algún tipo de simulación de cuotas y amortización.

Suárez ha incidido en que a la asociación no le quedan dudas de que “el mecanismo de las revolving facilita una espiral de sobreendeudamiento para el consumidor medio que no interesa a nadie y es perjudicial para el propio sistema”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.