Aumenta la demanda de aditivos con grafeno para hormigón por escasez de materias primas para la construcción

La empresa española Graphenano ha registrado en los últimos meses un incremento de la demanda de aditivos con grafeno para hormigón o mortero a causa de la escasez de materias primas en el mercado.

El aditivo permite reducir la cantidad necesaria de cemento y/o acero, cuyo precio se ha disparado por la crisis global de abastecimiento, con las mismas prestaciones y calidades, según informó la empresa en un comunicado.

La reducción de material implica también un ahorro de costes, según ha explicado el director de Graphenano Smart Materials, Juan Ángel Ruiz. “Por cada 50 kilos de cemento se ahorran aproximadamente cerca de cinco euros, es una reducción de unos diez céntimos por kilo”, ha asegurado.

Otra de las ventajas de estos aditivos de grafeno que ha llevado a las empresas a empezar a apostar por ellas es su capacidad para “prolongar la durabilidad y la vida útil del hormigón”, así como para “mejorar los resultados de penetración de agua bajo presión, la protección contra la carbonatación, la difusión de cloruros o la resistencia a sulfatos”, según Ruiz.

El uso de estos aditivos conlleva también la reducción de las emisiones de CO2. El responsable de la división de Graphenano Smart Materials ha destacado que “si la fabricación de un kilo cemento tipo I emite aproximadamente un kilo de CO2, al emplearse los aditivos con grafeno se reduce la cantidad de cemento necesario”, por lo que “si en una obra se ahorraran, por ejemplo 50 kilos/m3 de cemento, se podrían dejar de emitir 50 kilos menos de CO2 por metro cúbico”.

Por todo ello, Ruiz ha recalcado que los aditivos de cuarta generación con grafeno ‘SmartADDITIVES’ son una solución para “hacer frente, por un lado, a la situación actual de escasez de materias primas y, por otro, a la necesidad de reducir las emisiones en la lucha contra el cambio climático”.

MAYOR RESISTENCIA Y DURABILIDAD

Los campos de aplicación de esta nueva gama de aditivos con grafeno incluyen la edificación residencial, la edificación industrial, donde aumentará la durabilidad en estructuras con mayores ataques químicos, cimentaciones soterradas o estructuras cerca de la línea de costa, y la obra civil.

Aunque se trata de un producto todavía bastante nuevo, está entrando con fuerza en el mercado impulsado por la mayor crisis de desabastecimiento en décadas. Ruiz ha señalado que muchas empresas “ya han validado la tecnología y están introduciendo los cambios de uso hacia esta nueva tecnología y cada día aumentan el montaje de equipos de dosificación a granel en más clientes.”,

El mercado de Oriente Medio también se ha mostrado muy receptivo ante este nuevo producto, sobre todo tras participación de Graphenano en la feria Big 5 de Dubai, la más importante del sector de la construcción a nivel mundial. En la feria, la compañía presentó su hormigón aligerado con aditivo de grafeno, desarrollado en Alemania junto su Partner tecnológico Multicon.

ESPAÑA, UNA POTENCIA EN GRAFENO

España es una de las potencias mundiales en fabricación e investigación en grafeno y la empresa española Graphenano, con sede en Yecla (Murcia), es una de las mayores productoras de este mineral. La compañía trabaja en estrecha colaboración con científicos y universidades españolas, según las mismas fuentes.

El presidente de Graphenano, Martín Martínez, ha recordado las múltiples propiedades que tiene este nanomaterial y sus numerosas aplicaciones en campos muy distintos. En este sentido, ha afirmado que el grafeno es resistente -200 veces más que el acero-, flexible, el material más conductor, transparente, ligero y ecológico.

“Es mucho mejor conductor que el cobre y 100.000 veces más fino que el cabello humano”, ha señalado. Todas estas propiedades, según el presidente de la compañía, permiten que se pueda aplicar en áreas como la medicina, la odontología, la estética o la construcción.

Con el objetivo de dar respuesta a todas las oportunidades de negocio que surgen en base a las propiedades revolucionarias de este nuevo material, Graphenano Nanotechnologies cuenta con distintas divisiones. Smart Materials, Dental, Composites, Medical Care y Additives. En la planta de Yecla (Murcia), se fabrica el grafeno que luego se emplea en cada una de las filiales.

Desde su creación en 2012, Graphenano ha invertido más de 50 millones de euros en investigación. La compañía colabora con numerosas universidades españolas, como la de Alcalá de Henares, el Instituto de Ciencia Molecular de la Universidad de Valencia (ICMOL), la Universidad de Murcia, la Universidad de Alicante y la UCAM de Murcia.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.