Azuaga evita pronunciarse sobre la Fundación Unicaja en la junta de accionistas de Unicaja Banco

Interrumpe a los accionistas cuando mencionan a la Fundación en sus intervenciones

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha rechazado pronunciarse sobre cuestiones relativas a la Fundación Bancaria Unicaja durante la junta general ordinaria de accionistas del banco, a pesar de las referencias a la crisis de gobernanza de la Fundación que han hecho sindicatos y accionistas en sus intervenciones.

La junta general de accionistas se ha celebrado en la sede social de Málaga, con un 76,67% de accionistas presentes y representados, que han aprobado todas las propuestas del orden del día, entre las que se encontraba la renovación parcial del consejo de administración, la aprobación de las cuentas anuales y de la gestión del consejo o la propuesta de dividendo con cargo a 2021, entre otras.

La cita ha comenzado con la intervención inicial del presidente del banco, Manuel Azuaga, quien ha avisado del impacto de la crisis de Ucrania en la economía y en el sector financiero, ha ensalzado la capacidad de la entidad para hacer frente a los retos del entorno y para acometer la integración tecnológica y operativa de Liberbank con eficiencia y seguridad y ha puesto en valor la cualificación, diversidad y habilidades del consejo de administración tras su renovación parcial.

Por su parte, el consejero delegado de Unicaja Banco, Manuel Menéndez, ha repasado los resultados obtenidos en el ejercicio 2021 y los principales pilares del nuevo Plan Estratégico 2022-2024, avanzando que la entidad está experimentando un inicio positivo de año en el negocio hipotecario y de concesión de créditos al consumo.

A continuación, se ha dado paso a turno de intervenciones, en el que han participado un total de seis accionistas, que han puesto el foco en la crisis de gobernanza de la Fundación Unicaja (accionista mayoritario de Unicaja Banco con una participación del 30,24%) y su posible impacto reputacional en Unicaja Banco, después de que el Ministerio de Asuntos Económicos haya puesto en duda la honorabilidad e idoneidad del presidente de la Fundación, Braulio Medel, como patrono.

Los cuatro accionistas que han mencionado en sus intervenciones a la Fundación Bancaria Unicaja, entre ellos los representantes de Suma+t (CIC), CC.OO. y Cesica, han sido interrumpidos inmediatamente por Manuel Azuaga, quien ha insistido en que no procedía en el seno de la junta de Unicaja Banco realizar manifestaciones relativas a ningún accionista en concreto, como es la Fundación Unicaja.

Asimismo, los accionistas han hecho referencia al acuerdo laboral de reestructuración que está ejecutando el banco y que supondrá 1.513 salidas voluntarias, al cierre de oficinas y a su posible impacto en la exclusión financiera y a la desmotivación de los empleados del banco y la presión comercial a la que se ven sometidos.

Otro accionista ha preguntado directamente a Menéndez sobre la veracidad de las informaciones que apuntan a que se estaría negociando con la Comunidad de Madrid el traslado de la sede social de Unicaja Banco de Málaga a Madrid, a lo que Azuaga ha señalado inmediatamente que esa noticia no correspondía a la junta general. “Yo ya le anticipo que eso es una noticia falsa y no hace falta que la comente el consejero delegado”, ha zanjado.

Tras escuchar las intervenciones de los accionistas, Manuel Azuaga ha tomado la palabra y ha comenzado recalcando que no contestaría a los temas relacionados con la Fundación Bancaria. “La representación legal de los trabajadores (…) ha planteado cuestiones relativas a la Fundación Bancaria Unicaja sobre las que no me voy a pronunciar, como tampoco lo haré de cualquier otro accionista”, ha señalado.

ERE Y PRESIÓN COMERCIAL

El presidente del banco sí se ha pronunciado sobre las cuestiones relativas al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) firmado el pasado mes de diciembre para 1.513 empleados, el cierre de oficinas y la presión que sufre la plantilla.

Por un lado, ha destacado que España cuenta con la tercera mayor red de oficinas de Europa, siendo Unicaja el cuarto banco con más sucursales al cierre de 2021, y ha explicado que tanto el banco que preside como el resto del sector están inmersos en un proceso de transformación digital y de búsqueda de eficiencia en costes, lo que requiere de la revisión de canales de atención a clientes y la reducción de la red de oficinas.

En cualquier caso, ha recordado que, al margen de las oficinas, Unicaja Banco ofrece servicio a los clientes a través de cajeros, gestores remotos y banca digital, al tiempo que ha alcanzado acuerdos con administraciones públicas en algunas provincias (especialmente en el ámbito rural) para posibilitar el mantenimiento de servicios financieros, por ejemplo, con la instalación de más cajeros automáticos.

Respecto al ERE, ha reiterado al agradecimiento a la representación legal de los trabajadores, que posibilitó la firma del acuerdo con “amplio respaldo”. “Nos hubiese gustado que hubiese sido del 100%, porque el acuerdo era bueno para la empresa y los empleados”, ha asegurado Azuaga.

En cuanto a las manifestaciones de los sindicatos sobre la presión comercial desmedida que sufren los empleados del banco, el presidente de la entidad bancaria ha reconocido que ejecutar operativamente una fusión “no es tarea fácil”, a lo que se une además una importante reducción de plantilla y un entorno “tan exigente como el actual”. “Con el esfuerzo de todos tenemos que lograr llevar a cabo y cumplir los objetivos marcados y por eso es tan importante mantener las relaciones magníficas que tenéis con la dirección de Recursos Humanos”, ha señalado. MENÉNDEZ DEFIENDE LAS CUENTAS DE LIBERBANK

Una vez que ha finalizado el turno de respuesta el presidente del banco, ha tomado la palabra el consejero delegado por las alusiones que el representante del sindicato Suma+t ha hecho cuestionando las cuentas de Liberbank.

“Quiero manifestar mi desacuerdo con las manifestaciones que se han hecho y dejar constancia de que las cuentas cumplen con todos los requerimientos que establece la normativa”, ha declarado Menéndez, quien también ha dejado constancia de que el proceso de fusión entre Unicaja y Liberbank se ha desarrollado “en las condiciones y garantías que requiere la normativa” y de que no tiene constancia de que el consejo de administración haya adoptado en ningún momento “ningún acuerdo que incumpla ningún acuerdo previo que sea contrario a la normativa”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.