BBVA Research cree que la reforma de pensiones empeora la sostenibilidad del sistema y su autosuficiencia

Herce (Instituto BBVA de Pensiones) dice que no hay recursos para ligar las pensiones al IPC y que “no lo va a aguantar el sistema”

BILBAO, 24 (EUROPA PRESS)

El responsable de Análisis Económico de BBVA Research, Rafael Domenech, ha asegurado que la reforma de pensiones ha empeorado la “sostenibilidad” del sistema y su capacidad de ser “autosuficiente”.

Por su parte, el presidente del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones, José Antonio Herce, ha afirmado que no hay recursos para actualizar las pensiones con el IPC y que “no lo va a aguantar el sistema”.

- Publicidad-

Domenech y Herce han realizado estas manifestaciones en Bilbao donde han participado en un Encuentro Deusto Business Alumni, bajo el título “Pensiones y ahorro a largo plazo en el contexto actual” realizado en colaboración con BBVA, cuya apertura ha corrido a cargo del presidente de Deusto Business Alumni, Agustín Garmendia y del director territorial norte del BBVA, Carlos Gorria.

El responsable de Análisis Económico de BBVA Research ha aludido a la reforma de pensiones acometida en España y ha indicado que el sistema “parece que se ha hecho más generoso” pero, si se mira a la dimensión de la sostenibilidad a medio y largo plazo, se ha “empeorado”.

Según ha apuntado, teniendo en cuenta que el pasado año se han transferido a los fondos de la seguridad social 40.000 millones y se acaban de alcanzar los 20 millones de afiliados, el déficit contributivo del sistema de pensiones es de alrededor de 27.000 millones, que equivalen a un 2,2% del PIB y la previsión es que vaya a aumentar al 2,5% en 2025.

Domenech ha afirmado que, con la derogación del índice de revalorización de las pensiones, se ha eliminado un mecanismo corrector de acumulación del déficit y a ese 2,2% se añadiría otro 2,7% del PIB si no se toman medidas. Junto a ello, habría que sumar otro punto con la derogación del factor de sostenibilidad, que, aunque “no corregía el déficit, trataba de no aumentarlo”, de manera que “nos vamos a seis puntos más de gasto”.

Además, ha indicado que “no le ve ningún atributo de equidad” al Mecanismo de Equidad Intergeneracional que sustituye al factor de sostenibilidad porque van a pagar más cotizaciones a la Seguridad Social los que son más jóvenes y supone traspasar “costes de una generación a otra”.

El responsable de BBVA Research ha indicado también que, si se pasa de 25 a 35 años en el cómputo de cálculo de la pensión, se podría mejorar la sostenibilidad del sistema en nueve décimas, pero, si se cogen los 25 mejores, la “sostenibilidad empeora”, en concreto, en siete décimas, lo que sería una diferencia entre una situación u otra de 1,7 puntos del PIB.

DÉFICIT

Por lo tanto, a modo de resumen, ha asegurado que, atendiendo a la dimensión de la sostenibilidad, los cambios que, de momento, se están haciendo están “empeorando la capacidad del sistema de ser autosuficientes con la cotizaciones sociales” y básicamente lo que se está haciendo es “pasando déficit de la Seguridad Social al resto de cuentas públicas”.

Domenech ha indicado que España va hacia la “excepcionalidad” respecto a lo que hacen países del centro y norte de Europa que son referentes en el estado del bienestar y llevan haciendo reformas desde hace décadas, de manera que se puede aprender de sus prácticas que vienen a concluir que, si se vive más, es una “buena solución” que para sostener el sistema es que “se trabaje más o ajustar la pension inicial a ese aumento de la esperanza de vida”.

Ante la decisión de revalorizar las pensiones de acuerdo al IPC, teniendo en cuenta el alza de los precios, Domenech ha asegurado que revalorizar las pensiones con la inflación es deseable pero se debe hacer “en un sistema que ya esté diseñado sostenible”, con unas pensiones iniciales que “sin déficit actuarial”, permiten la revalorización en función de la inflación sin poner en peligro la sostenibilidad del sistema.

Por otra parte, Domenech ha indicado que es bueno impulsar el segundo pilar referido a los planes de empleo de empresas porque en España se ha desarrollado “muy poco” respecto a otros países, entre otras razones, porque la fiscalidad en España “no ha sido neutral”.

“Damos por natural cuando hacemos la declaración que en el cálculo de la base imponible de la declaración de la renta, las cotizaciones sociales no estén sujetos a IRPF, no forme parte de la base imponible, eso mismo, por un principio de neutralidad fiscal y regulatoria debería ocurrir con aquello que ahorremos en los planes de empleo de empresa y aquello que ahorremos en los planes de empleo individual”, ha manifestado.

Domenech ha indicado que lo que se plantea en relación a los planes de empresa “va en la buena dirección” pero “no se puede hacer para vestir un santo desvestir a otro, poniendo incentivos fiscales a los planes de empleo de empresa y se quitan a los individuales”. En este sentido, ha señalado que al “reducirse tanto” los incentivos fiscales a los planes individuales “prácticamente se ha matado esta figura de ahorro y es una mala noticia”.

Por último, ha manifestado que, si se quieren tener mayores pensiones o, en general, mayores recursos financieros para hacer frente a los imprevistos en el futuro habrá que “cotizar más, ahorrar más” y la mejor manera para ello es tener “una renta disponible mayor, generar salarios mayores, ser más productivos”. “Y la mejor receta para eso es formarse, invertir en capital humano”, ha agregado.

Por su parte, el presidente del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones, José Antonio Herce, ha asegurado que, con la reforma de pensiones realizada, el sistema “no va a ser más estable”, sino que “todo lo contrario, se van a desestabilizar las finanzas de este sistema”. “Creo que se ha retrocedido”, ha apuntado.

Herce ha rechazado referenciar las pensiones al IPC y ha advertido de que, si la inflacion es positiva se recupera el poder adquisitivo, pero si es negativa las pensiones “se quedan como están”, de manera que la contrapartida va a ser que las pensiones ganarán poder adquisitivo “pero hará al sistema todavía más insostenible”.

Ha añadido que una inflación del 5, 6 o 6,5% como está prevista este año “no la va a aguantar el sistema” si se quiere internalizar en las pensiones, porque cada punto porcentual de la masa de la pensiones, son “1.600 o 1.700 millones”. .

A su juicio, no hay recursos para actualizar las pensiones con el IPC y cree que la respuesta debe ser “un pacto de rentas”. En su opinión, si no se llega a un pacto de rentas, habrá un problema “descomunal de transferencias masivas de poder adquisitivo de unas generaciones a otras”.

Por otro lado, ha manifestado que los planes individuales han estado “duramemente castigados” en los dos últimos años y ha defendido que todos los vehículos previsionales tienen que tener el “mismo tratamiento fiscal” que las cotizaciones a la seguridad social.

En relación a otras medidas como permitir al trabajador la elección de los 25 mejores años para el cómputo de su pensión, considera que cada uno elegiría lo que le convenga “en detrimento del sistema”.

Por otra parte, ha asegurado que en España “se ahorra mal” y ha señalado que los baby boomers van a “tener que liquidar sus viviendas” para poder contar con unos complementos de pensiones porque la Seguridad Social les va a dar “la máxima pensión que pueda pero no va a ser suficiente”.

“Deberíamos tener ya una vez y media el PIB en ahorro previsional”, ha añadido Herce, que cree que España es cada vez “más una anomalía y una excepción” en materia provisional. Ha indicado que la fiscalidad es “necesaria” y lo que ha pasado con los planes individuales es “inaceptable”.

En este sentido, ha asegurado que tiene esperanza en lo que se pueda resolver en el proyecto de ley que se está tramitando “porque, si no, lo que le queda a la previsión social complementaria en España es el colapso” y lo que puede ser un “acta de defunción”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.