Bodegas europeas presentan queja formal ante CE contra norma irlandesa de etiquetado de bebidas alcohólicas

La FEV pide al Gobienro español aprovechar la presidencia española para redoblar la presión para que la CE rectifique

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Comité Europeo de Empresas Vitivinícolas (Comité Vins-CEEV) y la Federación Española del Vino (FEV) han presentado esta semana sendas quejas formales ante la Comisión Europea (CE) para solicitar que abra un procedimiento de infracción contra Irlanda por ir en contra de la legislación de la UE y el mercado único con su norma de etiquetado debebidas alcohólicas que incluye, entre otros, el uso de advertencias sanitarias, según informan en un comunicado.

En concreto, en las respectivas quejas, tanto la asociación europea de bodegas como la FEV subrayan la “clara incompatibilidad” de la norma de etiquetado irlandesa con la nueva legislación de etiquetado del vino y los productos vitivinícolas aromatizados en cuestiones relativas a la indicación del contenido de alcohol y el valor energético.

- Publicidad-

También se explica cómo las normas irlandesas son una barreradesproporcionada e injustificada al comercio contraria a los artículos 34 y 36 del Tratado de Funcionamiento de la UE, poniendo así en peligro el mercado único comunitario, sin que Irlanda haya justificado hasta el momento debidamente la medida propuesta.

“Las disposiciones incluidas en la regulación de etiquetado irlandesa son incompatibles con la legislación actual de la UE y constituyen una barrera al comercio injustificada y desproporcionada. Esta normativa fragmentará el mercado único de la UE, afectando a su correcto funcionamiento y dificultando de facto el acceso de productos de otros Estados miembro a Irlanda y generando así una clara discriminación de los productos importados”, ha señalado el presidente del CEEV, Mauricio González-Gordon.

González-Gordon ha precisado que las bodegas europeas apoyan “plenamente la lucha contra el abuso del alcohol”, pero creen “firmemente que este objetivo puede lograrse con medidas más efectivas y menos restrictivas del comercio que, además, deberían ser compatibles con la legislación actual de la UE”.

De esta forma, la CEEV también subraya cómo la norma irlandesa pone en riesgo una acción coherente en toda la UE al adoptar normas unilaterales en cuestiones, como las advertencias sanitarias, sobre las que la Comisión Europea ya ha anunciado su intención de legislar.

Las bodegas europeas explican cómo las disposiciones de etiquetado irlandesas no distinguen entre el abuso de alcohol y los patrones de consumo moderado de vino, por lo que consideran que “no informan con precisión a los consumidores”.

De esta forma, la incompatibilidad de las norma irlandesa con la legislación de la UE ha sido señalada hasta la fecha por 13 Estados miembros de la UE durante el procedimiento de notificación comunitaria, a los que se han sumado otros ocho países no pertenecientes a la UE durante el proceso equivalente ante la OMC.

“Tras la falta de reacción de Irlanda ante las muchas preocupaciones planteadas por los gobiernos nacionales y con la inexplicable dejación de la Comisión Europea para actuar y defender la legislación y el mercado único, no nos queda otra opción que presentar una queja oficial ante la UE para solicitar que se abra un procedimiento de infracción contra Irlanda”, ha indicado el secretario general del CEEV, Ignacio Sánchez Recarte.

Por parte de la FEV, su director general, José Luis Benítez, ha destacado que las bodegas españolas observan “con preocupación como este proyecto sigue avanzando y podría generar barreras adicionales en este mercado y, lo que es peor y más alarmante, sentar un precedente muy perjudicial para la imagen y reputación de nuestro sector en el corto y medio plazo”.

En este sentido, ha pedido también al Gobierno español aprovechar el semestre de la presidencia española para mantener y redoblar la presión de manera coordinada con los socios europeos y que la Comisión rectifique y pida finalmente a Irlanda que modifique su proyecto de reglamento para adaptarlo a la legislación comunitaria.

Además, la FEV ha recordado que están trabajando con la Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) para que dicha organización presente igualmente una queja a la CE en nombrede los sectores de bebidas con contenido alcohólico, una queja que previsiblemente se formalizará esta misma semana.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.