Bruselas convoca a los países de la UE con mayor flota en aguas británicas tras las tensiones con Londres

La Comisión Europea ha convocado este lunes por la tarde a los ministros de Pesca de los Estados miembros afectados por la salida de Reino Unido de la UE, entre ellos España, con el objetivo de abordar las surgidos en este sector tras el Brexit, principalmente el conflicto con Francia a cuenta de las licencias para faenar y las negociaciones para fijar las cuotas de las poblaciones compartidas.

Por parte de España participará el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que estará acompañado en el encuentro por sus homólogos de Francia, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Irlanda o Suecia.

La reunión tiene lugar en un momento en que han crecido las tensiones entre Francia y Reino Unido por las licencias pesqueras para faenar en la isla de Jersey. Además, Bruselas y Londres siguen negociando para acordar las posibilidades de pesca del centenar de stocks de gestión compartida.

A finales de marzo se anunció que el pacto era “inminente”, pero las semanas han pasado y las dos partes no han conseguido todavía sellar un acuerdo para fijar los Totales Admisibles de Capturas (TAC) para estas poblaciones, principalmente en el Golfo de Vizcaya y en aguas del Gran Sol.

Mientras tanto, tanto la flota europea como la británica pueden faenar en dichas aguas a mediante soluciones provisionales y unilaterales, que en el caso comunitario expira el 31 de julio.

“Es obvio que hay interés y no hay razón para negar que nos enfrentamos a desafíos”, ha explicado en una rueda de prensa el comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius. “He invitado a los ministros de Pesca de los Estados miembros más involucrados esta tarde para hacer balance de la situación”, ha argumentado.

El lituano ha evitado dar detalles sobre las negociaciones con las autoridades británicas, pero ha subrayado que la intención de Bruselas es “garantizar predictibilidad” los pescadores europeos y las comunidades pesqueras y asegurar la “sostenibilidad” de las poblaciones de peces.

“Diría que se ha hecho un trabajo enorme desde el principio y estamos cerca de lograr un acuerdo, pero hay todavía puntos problemáticos que tienen que ser resueltos”, ha sentenciado el responsable de Pesca del Ejecutivo comunitario.

Tras la salida formal de Londres del club europeo en enero de este año, la UE y Reino Unido deben acordar cada año las posibilidades de pesca de un centenar de stocks cuya gestión es compartida, pero todavía no han logrado un pacto con respecto a las de este año.

Además, durante las últimas semanas ha estallado un conflicto entre Francia y Reino Unido a cuenta de las licencias que Londres debe otorgar a buques europeos para desarrollar su actividad en aguas británicas, especialmente en la isla de Jersey. Según el acuerdo del Brexit, cada parte debe conceder acceso a sus aguas a un cierto número de barcos hasta 2026.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.