Bruselas urge a adoptar reglas para obligar a las empresas a informar de la brecha salarial de sus empleados

Por cada euro que gana un hombre, una mujer recibe 87 céntimos

BRUSELAS, 14 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha reclamado al Consejo y al Parlamento que aprueben su propuesta para obligar a las grandes empresas a informar de la brecha salarial de sus empleados, ya que considera que la transparencia es clave para cerrar la brecha de género en la remuneración en la Unión Europea (UE), donde las mujeres ganan de media por hora un 13% menos que los hombres, lo que significa que por cada euro que ellos cobran, ellas reciben 87 céntimos.

En la víspera del Día Europeo de la Igualdad Salarial, que se celebra este 15 de noviembre, la Comisión ha recordado que la mujeres de la UE siguen cobrando menos que sus compañeros varones y señala que, aunque el progreso es constante, todavía avanza “demasiado lento”, con una reducción de la brecha de 2,8 puntos porcentuales en 10 años. Por ello, ha reiterado su petición al Parlamento Europeo y al Consejo para que se adopte la propuesta de la Comisión para la Directiva sobre transparencia salarial “sin demoras indebidas”.

- Publicidad-

“Falta una pieza importante del rompecabezas: la transparencia salarial”, han acusado la vicepresidenta de Valores y Transparencia, Vera Jourová, y la comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli, quienes incidieron en que “la transparencia contribuye a acabar con el sesgo de género en la remuneración y empodera a los trabajadores para hacer valer su derecho a la igualdad salarial por el mismo trabajo”.

Según apunta el Ejecutivo comunitario, la brecha salarial de género es un síntoma de desequilibrios más estructurales entre hombres y mujeres en las representaciones económicas, el acceso a la educación y las responsabilidades del cuidado del hogar.

Las mujeres todavía están subrepresentadas y subvaloradas en los puestos de toma de decisiones económicas y la gran mayoría de los científicos, ingenieros y trabajadores técnicos calificados son hombres.

Además, las europeas asumen de manera desproporcionada las tareas del hogar y el cuidado de los niños, ya que el 90% de la fuerza laboral formal de cuidados está compuesta por mujeres y 7,7 millones de ellas están desempleadas debido a las responsabilidades del cuidado.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.