Caixabank gana 514 millones de euros, sin contar extraordinarios

El Grupo CaixaBank ha obtenido en el primer trimestre del año un beneficio atribuido sin extraordinarios asociados a la fusión con Bankia de 514 millones de euros, frente a los 90 millones registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior y afectados por las provisiones constituidas para anticiparse a impactos futuros asociados a la Covid-19.

La entidad formalizó a finales de marzo el proceso de fusión con Bankia, consolidando su liderazgo en el sistema financiero español, ya que tras la operación supera los 663.000 millones de euros en activos y presta servicio a 21,1 millones de clientes en España y Portugal.

La cuenta de resultados de CaixaBank en el primer trimestre no incluye los resultados generados por la actividad de Bankia en el periodo, ya que la operación se cerró a final de marzo, por lo que en ese sentido la fusión no ha tenido ningún impacto en las distintas líneas de actividad. Sin embargo, el balance sí refleja la incorporación de activos y pasivos de Bankia a su valor razonable a fecha de 31 de marzo, que es la fecha que se ha tomado como referencia de la fusión a efectos contables.

Tras la incorporación del patrimonio neto de Bankia, la cuenta del Grupo CaixaBank refleja un apunte extraordinario asociado a la fusión (fondo de comercio negativo) de 4.300 millones de euros, que unido  a los gastos extraordinarios de la integración y al resultado ordinario da lugar a un beneficio atribuido contable en el primer trimestre de 4.786 millones.

El fondo de comercio negativo es fruto de descontar del patrimonio neto de Bankia (13.088 millones de euros) el precio de adquisición pagado por CaixaBank (5.314 millones de euros) y una serie de ajustes contables al poner a valor razonable diferentes activos y pasivos (3.474 millones de euros).

El resultado sin tener en cuenta el efecto de los extraordinarios de la integración de Bankia se sitúa en 514 millones de euros, de los que 444 millones de euros corresponden a la actividad bancaria y de seguros, 58 millones proceden de la entidad portuguesa BPI, y 12 millones, de participaciones.

Apoyo decidido a familias y empresas

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha explicado que con la fusión con Bankia “consolidamos nuestro liderazgo en el sistema financiero, alcanzamos cuotas de mercado del entorno del 25% y los mejores ratios de solvencia, liquidez y calidad crediticia entre los grandes bancos en España. Ello nos está permitiendo apoyar decididamente a familias y empresas para salir de esta crisis y liderar la recuperación económica”.

Gortázar ha puesto en valor que “terminamos este primer trimestre con un beneficio recurrente de 514 millones de euros, una cifra que muestra ya un claro avance hacia la normalidad”.

Según el consejero delegado de la entidad, “somos conscientes de los enormes desafíos estructurales a los que se enfrenta el sector bancario, derivados fundamentalmente del proceso de digitalización de la economía y de los tipos de interés negativos. Por eso hemos querido anticiparnos, acometiendo esta integración que nos va a permitir mejorar sustancialmente nuestra posición competitiva”.

Incremento de los ingresos core y reducción de gastos 

Los ingresos core de CaixaBank -sin integrar en el periodo la actividad de Bankia- alcanzan 2.066 millones de euros a cierre del primer trimestre, con un incremento del 1% en tasa interanual. Por su parte, en un entorno de tipos negativos, el margen de intereses se reduce un 0,7%, hasta 1.191 millones de euros, una caída que se ve compensada por los ingresos por contratos de seguros (+9,3%), los resultados asociados a participadas aseguradoras (+39,2%) y el crecimiento de las comisiones (+0,2%).

El margen bruto se sitúa en 2.063 millones de euros, un 4% más, gracias a la mejora de los resultados de operaciones financieras, que alcanzan 42 millones de euros, y cuya evolución viene marcada, esencialmente, por el impacto negativo en 2020 de la valoración del riesgo de crédito de los derivados financieros.

Los ingresos de la cartera de participadas crecen un 34,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta 77 millones de euros, esencialmente, por la mejora del resultado atribuido de SegurCaixa Adeslas, impactado en el mismo trimestre del ejercicio anterior por la valoración de activos.  

Mientras, los gastos de administración y amortización recurrentes se reducen un 3,3% en tasa interanual, hasta 1.149 millones de euros, una caída que se debe a los ahorros asociados a las prejubilaciones de 2020, a la gestión de la base de costes y a menores gastos incurridos en el contexto de la Covid-19. La entidad ha registrado entre enero y marzo gastos extraordinarios asociados a la integración de Bankia por importe de 40 millones de euros.

Sin tener en cuenta el impacto de los extraordinarios de integración, el ratio de eficiencia del Grupo se sitúa en el 53,5% y la rentabilidad (ROTE) alcanza el 8%.

Cuenta de resultados proforma

Si se realiza la agregación de las cuentas de resultados de CaixaBank y de Bankia, el resultado proforma sin extraordinarios asociados a la fusión sería de 580 millones de euros, frente a los 184 millones del primer trimestre del pasado año.

El margen de intereses se situaría en 1.639 millones de euros, lo que supone un 1,3% menos que en el mismo periodo del año anterior, en tanto que los ingresos core proforma de ambas entidades se incrementarían un 0,7% en tasa interanual, hasta 2.808 millones de euros. En concreto, los ingresos por comisiones alcanzarían 941 millones, con un alza del 1,6%. Por su parte, el margen bruto proforma se situaría en 2.774 millones de euros (+0,5%) y los gastos de administración y amortización recurrentes se reducirían un 2,6%, hasta 1.593 millones.

Crecen los recursos gestionados de los clientes

A finales de marzo, y tras la fusión con Bankia, los activos totales del Grupo CaixaBank ascienden a 663.569 millones de euros (+47%) y el patrimonio neto, a 35.552 millones (+40,6%).

Los recursos gestionados de los clientes aumentan en el trimestre un 39,6% en tasa interanual, hasta 579.934 millones. Sin considerar la aportación de Bankia, los recursos de clientes crecen un 0,9%, hasta 419.335 millones. En cuanto al crédito a la clientela bruto, se sitúa a cierre de marzo en 363.821 millones, con un incremento del 49,2% en el trimestre (-0,5% sin considerar la aportación de Bankia).

Por segmentos, el saldo del crédito a particulares cierra el trimestre en 191.315  millones de euros, un 58,6% más. Sin contar Bankia, el saldo es de 119.314 millones, un 1,1% menos, fruto del proceso de desendeudamiento que están llevando a cabo los hogares. En detalle, la evolución orgánica del crédito para la adquisición de vivienda registra una moderación del 0,7% y del 2% el destinado a otras finalidades. En empresas, el saldo sube un 40,3% como consecuencia de la integración, hasta 149.358 millones, si bien de manera orgánica se mantiene estable.

Mientras, los recursos en fondos de inversión suben un 6,1% de manera orgánica y los planes de pensiones lo hacen un 3,3% (un 41,2% y un 28%, respectivamente, integrado Bankia).

CaixaBank ha fortalecido sus sólidas cuotas de mercado tras la fusión, con un 25,3% en créditos y un 25,2% en depósitos a hogares y empresas, y un 24,9% el fondos de inversión.

Experiencia de cliente y transformación digital

Con una base de 19,3 millones de clientes en España, CaixaBank ofrece una plataforma única de distribución omnicanal y con capacidad multiproducto que evoluciona constantemente para anticiparse a las necesidades y preferencias de nuestros clientes.

Además, la entidad sigue reforzando su liderazgo en banca digital con un porcentaje de clientes digitales del 70,5%, manteniendo un firme compromiso con la transformación digital y apostando por el acompañamiento a las empresas innovadoras con potencial de crecimiento.

CaixaBank ha sido elegido mejor banco digital en banca de particulares en España por quinto año consecutivo por Global Finance.

Morosidad y cobertura se mantienen estables

Por otra parte, el saldo de dudosos, sin tener en cuenta la integración de Bankia, se mantuvo prácticamente estable en el periodo, con 8.650 millones de euros. Teniendo en cuenta el conjunto del balance de la sociedad integrada, este saldo asciende a 14.077 millones de euros.

De esta manera, la ratio de morosidad se sitúa en el 3,6% (un 3,3% sin contar Bankia) y la ratio de cobertura se mantiene en el 67%. Además, el coste del riesgo (últimos 12 meses) se sitúa en el 0,61%.

Buena evolución de la liquidez y el capital

Entre enero y marzo, la entidad ha reforzado sus niveles de liquidez y solvencia. Los activos líquidos totales se sitúan en 147.146 millones de euros, con un crecimiento de 32.695 millones de euros en el primer trimestre, debido principalmente a la integración de Bankia.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.