Calviño asegura que no hay “ningún tipo de inconveniente” en que Trabajo lidere la mesa de la reforma laboral

Afirma que las discrepancias son por el “método” de la negociación, no por la “sustancia”, y dice que es un compromiso de “todo el Gobierno”

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado que no hay “ningún tipo de inconveniente” en que el Ministerio de Trabajo lidere la mesa de la reforma laboral, aunque ha insistido en la importancia de que haya una “buena coordinación” en el Gobierno ahora que se enfila la “fase decisiva” de la negociación.

Ante la polémica entre PSOE y Unidas Podemos sobre la reforma laboral, Calviño ha explicado que “no hay ningún tipo de debate” desde el punto de vista de la “sustancia”, sino que se está abordando el “método” para lograr el acuerdo.

“Estamos, sobre todo, hablando de la metodología, sobre cómo vamos a organizarnos de aquí a final de año para lograr ese deseado acuerdo”, ha señalado la vicepresidenta durante la clausura la XVIII Jornada Nacional de Periodismo, organizada por la Asociación de Periodistas Europeos.

La vicepresidenta ha repetido las palabras pronunciadas ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien aseguró que “todo el Gobierno” está comprometido con la reforma laboral. La ministra ha recordado que se trata de un compromiso de la investidura y que está recogido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, enviado a las instituciones europeas. “Todo el Gobierno está comprometido con una reforma laboral que nos permita recuperar los consensos rotos en la última década”, ha remarcado Calviño.

En este sentido, ha insistido en que la voluntad del Gobierno es apoyar el diálogo social, argumentando que para que las reformas sean eficaces y perduren en el tiempo, deben contar con el “máximo apoyo social posible”.

El objetivo es, según la titular económica, erradicar la precariedad laboral y reequilibrar las relaciones entre los agentes sociales en la negociación colectiva y mejorar la calidad del empleo. En definitiva, el Ejecutivo pretende “europeizar” el mercado laboral español, reduciendo la temporalidad excesiva, el paro estructural y el juvenil.

“Es un compromiso de todo el Gobierno que estamos llevando a cabo y vamos a impulsar en las próximas semanas sobre la base del diálogo social para tener una buena reforma laboral de aquí al final de año”, ha señalado la ministra económica.

En este sentido, ha apuntado que hay “total claridad” sobre las cuestiones a abordar, como es la simplificación de los contratos y garantizar que el contrato indefinido sea un contrato habitual, reducir la temporalidad, reequilibrar la negociación colectiva y tener una regulación adecuada de las subcontratas que “erradique la precariedad y que garantice que no se produce una devaluación salarial y una competencia a la baja que deteriore las condiciones laborales”.

ANTICIPA QUE HABRÁ MÁS REVISIONES “AL ALZA Y A LA BAJA”

Tras ser preguntada por la “rebaja sustantiva” de las previsiones del Banco de España para este año, Calviño ha explicado que en este momento marcado por la “incertidumbre” se han visto revisiones de magnitud superior a lo normal y ha anticipado que en las próximas semanas se seguirán publicando nuevas revisiones al alza y a la baja.

Pese a las últimas revisiones a la baja para la economía española por parte de varios organismos y entidades, la vicepresidenta ha remarcado que la recuperación está en marcha, es muy intensa y que la actividad se intensificará en 2022. “Todos los organismos esperan que España sea uno de los motores del crecimiento económico en 2022”, ha recordad.

Sobre esta premisa, Calviño ha defendido que las decisiones que está tomando el Gobierno están marcadas por el principio de “prudencia” y ha asegurado que esa es la línea que seguirá el Ejecutivo de cara al futuro.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.