Calviño confía en recibir en julio el primer desembolso de 9.000 millones de los fondos europeos

Reclama el apoyo de agentes económicos, sociales y políticos para ejecutar con “éxito” el Plan de Recuperación

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha señalado que el Gobierno continúa con su previsión de que se produzca el primer desembolso de prefinanciación de 9.000 millones de los fondos europeos, una vez que se produzca la aprobación final del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia en el Ecofin que se celebrará el próximo 13 de julio.

Además, ha anticipado que en esos días España también solicitará el primer desembolso semestral de los 10.000 millones para la segunda parte del año, remarcado que se hará sobre la base de los hitos conseguidos en este momento.

Durante su comparecencia ante la Comisión Mixta para la Unión Europea para informar sobre los últimos avances relativos al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, Calviño ha recordado que los fondos europeos prevén para España una financiación de 140.000 millones en transferencias y créditos para los años comprendidos entre 2021 y 2026.

En cuanto a los desembolsos de pagos, se prevé que se inicien con un pago de 9.000 millones a los que se sumaría otros 10.000 millones en la segunda parte del año. Tras esto, habrá otros desembolsos 18.000 millons en 2022 y de 17.000 millones en 2023. Es decir, el 80% de las transferencias se concentrarán en el periodo 2021-2023.

La ministra ha explicado que la Comisión Europea ha podido empezar a emitir la deuda hace una semana, con una subasta en la que se captaron 20.000 millones de euros en bonos a 10 años, con una demanda siete veces superior y un tipo de interés por debajo del 0,1%.

La intención de las autoridades comunitarias es realizar otras dos emisiones sindicadas más antes del parón estival para poder contar con los recursos suficientes para empezar a hacer los primeros los pagos a los Estados miembro antes de septiembre, según la vicepresidenta segunda.

En cualquier caso, la ministra ha insistido en que todos los pagos se harán sobre la base del calendario de hitos y objetivos que haya marcado cada país, que en el caso de España ya ha comenzado a abordar algunos como son la hoja de ruta del hidrógeno renovable o la ley de cambio climático y otros que prevé conseguir en el segundo semestre del año, como las nuevas políticas públicas en el mercado de trabajo, con la reducción de tipos de contrato o el impulso de un mecanismo permanente de flexibilidad laboral, además de la hoja de ruta de energía eólica marina, la estrategia de movilidad sostenible o el sistema de pensiones.

En el campo de inversiones, Calviño ha informado de que hasta ahora ha habido 16 manifestaciones de interés para proyectos que puedan tener un papel importante en línea con el plan.

En este sentido, Calviño ha recordado que el Plan de Recuperación español se convirtió el pasado miércoles, junto el portugués en el primero en recibir el visto bueno por parte de la Comisión Europea y ha ensalzado que lo haya hecho con la calificación más elevada.

“Esto supone que vamos en la buena dirección para sacar adelante un programa de reformas e inversiones para impulsar la recuperación económica a corto plazo y un plan de modernización y transformación de la economía que tenga un impacto estructural a más largo plazo”, ha enfatizado.

LLAMA A AGENTES ECONÓMICOS, SOCIALES Y POLÍTICOS A SUMARSE

Para la consecución de los objetivos y del plan, Calviño ha apelado a los agentes económicos, políticos y sociales a sumarse al apoyo del Plan, al que ha calificado como “proyecto de país”.

“Sé que compartimos el objetivo, que partimos desde un diagnóstico unánime. Estoy convencida de que compartimos el ánimo de hacerlo realidad. Juntos que podemos conseguir que el despliegue sea todo un éxito”, ha enfatizado.

RECUPERACIÓN EN ‘V’ ASIMÉTRICA

La ministra ha señalado que desde su anterior comparecencia ante esta comisión el pasado mes de febrero el panorama económico ha variado sustancialmente ante el avance del proceso de vacunación, lo que ha propiciado un cambio de tendencia hacia una senda de recuperación positiva en forma de ‘V’ asimétrica.

“Vamos progresivamente cerrando la brecha provocada por la pandemia”, ha remarcado la ministra tras asegurar que se aprecian mejoras en indicadores como la confianza del consumidor, el gasto con tarjeta o la llegada de pasajeros a España.

Además, Calviño ha señalado que esta evolución positiva también se refleja en los indicadores del mercado de trabajo. Según los datos ofrecidos por la ministra, actualmente quedan unos 466.000 trabajadores cubiertos por los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), de los que un tercio están a tiempo parcial.

En cuanto a las cifras de paro y afiliación de junio, la ministra ha avanzado que están ya en niveles parecidos a los de 2019. “Nos hemos situado ya en una senda similar a la de 2019 que teníamos antes de la pandemia”, ha remarcado.

Las previsiones de cara a la segunda parte del año y para 2022 son positivas, según la responsable económica del Gobierno, quien ha recordado que a finales de 2022 España habrá recuperado nivel de PIB previo a la pandemia para estar en 2023 en la senda de crecimiento que se observaba antes de la crisis sanitaria.

“La economía española ha entrado en una nueva fase, la recuperación está en marcha y todas las previsiones apuntan a que España será uno de los motores de recuperación en Europa”, ha indicado.

Ahora el reto, según Calviño, es que este impulso de la recuperación no se quede en un mero rebote pasajero, sino que se convierta en un modelo sostenido y sostenible desde el punto de vista económico, financiero y social.

Para ello, ha insistido en las reformas e inversiones recogidas en el Plan que tratarán de corregir desequilibrios persistentes que no ha conseguido superar el país y que sitúan a España en la cola de Europa en cuestiones como la tasa de paro, la tasa de paro juvenil, el porcentaje población en riesgo de pobreza y exclusión, la pobreza infantil o el gap de inversión.

“Estos desequilibrios son un lastre claros para el país que no podemos dejar de abordar ahora que tenemos el Plan de Recuperación”, ha insistido.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.