Casado asegura que España «va muy mal» y ve «en grave riesgo» el Estado de Bienestar

Plantea aprobar una prórroga de los ERTE hasta el fin de restricciones y alerta de posibles recortes en pensiones y sueldos de funcionarios

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Pablo Casado, ha alertado este lunes de que, aunque el Gobierno diga que hay «brotes verdes», la realidad es que «España va muy mal» y ha llegado a decir que el Estado del Bienestar «está en grave riesgo» si el país no es capaz de crear empleo ante una situación que considera de «sangría económica» derivada de la pandemia de Covid-19.

En una entrevista con el periódico ABC, retransmitida telemáticamente y recogida por Europa Press, Casado ha señalado que el 80% de los recursos de los Presupuestos va dirigido a intereses de deuda, prestaciones por desempleo, pensiones y sueldos públicos. En este punto, ha advertido de que con el aumento de la deuda y las prestaciones por la crisis «quien más en riesgo están son funcionarios y pensionistas».

«Que nos hablen de brotes verdes es una falsedad», ha zanjado el presidente del PP, ante unas perspectivas de recuperación que, ha dicho, señalan a España como el país de la OCDE en el que peor se recuperan los niveles de empleo o los diez años de ajustes que propugna el Banco de España.

En este sentido, ha lamentado que el Gobierno de Pedro Sánchez –«Un Gobierno de incompetentes», y «absolutamente desconectado de la sociedad», desde su punto de vista– «fió todo a la vacunación y a Europa». Y es que, en su opinión, aunque los fondos europeos son «muy importantes», es necesario acompañarlos con otras recetas económicas.

«Si pretendemos salir sólo con la solidaridad europea nos estaremos equivocando», ha dicho Casado, que ha ponderado la llegada de recursos procedentes de la Unión Europea, unos 140.000 millones de euros hasta 2023, cuando este año la contracción del PIB por efecto de la pandemia de Covid-19 supone 123.000 millones.

«LO PRIMERO, BAJAR IMPUESTOS»

En este sentido, ha defendido la necesidad de afrontar un plan de choque económico con la rebaja de impuestos como principal medida –«Lo primero es bajar los impuestos»–, dar «un horizonte de tranquilidad» con una prórroga del sistema de ERTE «hasta el final de la crisis y las restricciones» y abordar reformas como la de unidad de mercado, eliminación de «trabas» administrativas y liquidez «directa a las empresas».

Asimismo, ha recordado su propuesta para acordar «un nuevo plan de proveedores» ante los 83.000 millones de euros que las diferentes administraciones públicas adeudan a empresas y autónomos, sosteniendo que es «el colmo» que sea el sector público quien, en una situación de crisis, agrave la situación del privado.

Respecto a la rebaja de impuestos, Casado ha argumentado que prefiere «ingresar menos por Impuesto de Sociedades y no pagar prestaciones de desempleo» que, ha dicho, provocaría el cierre de empresas. En este sentido, ha recordado que los fondos europeos también podrían servir para financiar esta rebaja impositiva, tal y como, ha dicho, ha planteado Francia.

ANTICIPA RECORTES «POR LO BAJINI»

Respecto a los planes del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, Casado cree que las propuestas planteadas en el Plan de Recuperación suponen «un recorte efectivo al que se ha jubilado».

«Ahora mismo lo que pide es recortar», ha abundado, señalando que, por mucho que el Gobierno recupere el IPC para revalorizar las pensiones y suprima el factor de sostenibilidad, medidas aprobadas por el PP en su reforma de 2013, «por lo ‘bajini'» acaba «pactando en Bruselas» recortes para las pensiones.

De igual manera cree que sucede en el mercado laboral ante la intención del Gobierno de acabar con la reforma de los ‘populares’. «Si ya sabemos que les van a exigir que haya más flexibilidad, ¿por qué engañan a la sociedad española y por qué se engañan a sí mismos?», se ha preguntado Casado.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.