CC.OO. tacha de “irresponsabilidad” la convocatoria de paro de CIG en Inditex y le reta a “contar la verdad”

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Federación de Servicios de CC.OO., José María Martínez, ha tachado de “enorme irresponsabilidad” el paro convocado por la Confederación Intersindical Galega (CIG) en las tiendas de Inditex de A Coruña el próximo viernes, 25 de noviembre, coincidiendo con el ‘Black Friday’, al tiempo que ha retado a esta formación a “contar la verdad”.

“No es una convocatoria de huelga de las dependientas, es una convocatoria de un sindicato que ha decidido hacer una conflicto con una empresa cuando tenía la negociación colectiva del convenio provincial de A Coruña abierta y es una manera de restar capacidad de movilización y capacidad contractual en el convenio de A Coruña”, ha denunciado Martínez en rueda de prensa.

En su opinión, la CIG ha decidido “hacer conflictos” sobre la empresa principal y “ahora mismo está conduciendo a la plantilla a un callejón sin salida”, porque el acuerdo logrado entre Inditex, CC.OO. y UGT a nivel estatal garantiza que el poder adquisitivo de las trabajadoras en A Coruña se incremente este año en un 9% de media, el año que viene en un 10,72% y en el siguiente, un 13,72%.

- Publicidad-

A este ‘plus sede’ se añade, según ha explicado, para todos los trabajadores de las tiendas que no tienen retribución variable, que son la mayoría, un plus ligado a ventas, que ahora mismo cumple el 98% de las tiendas, de 1.000 euros sobre el salario medio, lo que representa un 5% del salario.

“Es decir, en A Coruña las personas trabajadoras pueden tener incrementos salariales este año de casi el 15%”, ha resaltado.

“Entendemos que en estas circunstancias convocar una huelga que ha sido una especie de ‘spin off’ del convenio de A Coruña es una enorme irresponsabilidad, y reto a la CIG a que le cuente la verdad a la gente”, ha insistido el secretario general de la Federación de Servicios de CC.OO.

Así se ha pronunciado Martínez después de que Inditex haya dedicido conceder un incentivo vinculado a ventas a todos los dependientes de España, la mayoría mujeres, revisar los sistemas de comisiones de ventas y mejorar el ‘plus sede’ a los de A Coruña, según el acuerdo firmado con los sindicatos CC.OO. y UGT, que no ha contado con el respaldo de la CIG.

El secretario general de la Federación de Servicios de CC.OO. ha resaltado además que el grupo fundado por Amancio Ortega se ha comprometido a imulsar los convenios en los que participa, más de 52 convenios provinciales.

“Ahora mismo el 57% de la plantilla de Inditex tiene el convenio bloqueado. Si Inditex se compromete en el desbloqueo de esos convenios provinciales, siendo muchos casos la principal empresa del sector comercial o del comercio textil, pensamos que será un acicate para el desbloqueo de nuestra negociación colectiva. Es decir, que a veces la negociación avanza con movilización y a veces avanza por la capacidad contractual que desplegamos los sindicatos con las empresas”, ha resaltado.

LIDL Y MERCADONA

De forma general, Martínez ha señalado que más del 50% de los trabajadores del comercio tienen sus convenios bloqueados.

“El reto de la negociacion colectiva en estos momentos es atender a la mayor urgencia el salario, pero también consolidar los elementos que la reforma laboral en materia de contratación ha puesto en valor. Eso ha sido posible en algunos convenios de este sector, como puedan ser el de Lidl o el de Mercadona, y aspiramos a que eso sea la regla general del del comercio”, ha señalado.

Según CC.OO., a pesar de haber mejorado su porcentaje de empleo indefinido, el sector “sigue sin embargo instalado en el abuso de la contratación a tiempo parcial, con una clara brecha de género: la parcialidad del comercio es del 16,9%, 27% en el caso de las mujeres y 8,8% en el caso de los hombres”.

A ello se suma, según el sindicato, que sus plantillas viven en los últimos meses del año un periodo de “cargas de trabajo extremas”, cada vez más concentradas entre la última semana de noviembre (con el ‘Black Friday’ y el ‘Ciber Monday’), el mes de diciembre y las rebajas de enero.

En este sentido, el sindicato ha destacado que de estas “sobrecargas extremas” de trabajo se derivan prolongaciones de jornada, periodos sin descanso o improvisación de calendarios con modificaciones horarias.

“Una ‘black reality’ que se agrava porque más del 50% de las personas trabajadoras de supermercados y comercio textil, y porcentajes superiores en el caso de otros subsectores de comercio, tienen sus convenios sin renovar y sus salarios congelados en un entorno inflacionista. Una situación que, enmarcada en la movilización a nivel confederal, nos lleva a impulsar escaladas de movilizaciones en diciembre y enero donde sea preciso”, ha señalado el sindicato.

Por ello, CC.OO. ha exigido el desbloqueo de los convenios sectoriales de comercio antes de final de año, sobre la base de incrementos salariales “justos y equitativos”, además del objetivo de 18.000 euros como salario mínimo sectorial y un mínimo de 28 horas en los contratos parciales.

Por último, ha exigido el cumplimiento de la normativa laboral y mercantil, así como el respeto “estricto” a las condiciones de trabajo definidas en el convenio, especialmente en materia salarial y de jornada, preventiva y de descanso diario y semanal, al tiempo que ha reivindicado racionalizar la regulación sobre horarios comerciales, la ampliación de la contratación de refuerzo durante las campañas de más ventas y “garantizar una transición digital justa, con una apuesta expresa por el mantenimiento del empleo”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.