CCOO y UGT avalan subir los impuestos a las eléctricas, pero creen que el Gobierno se quedaría corto

Sordo pide que ninguna empresa tribute menos del 15% y Álvarez habla de “usura” y “dictadura de las eléctricas”: “Nos están robando”

SANTANDER, 21 (EUROPA PRESS)

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, han avalado este martes en Santander que el Gobierno pueda aprobar una subida de impuestos a los beneficios de las compañías eléctricas, pero creen que esa medida no es suficiente ante la actual situación de los precios de la energía.

“No estamos hablando de beneficios legítimos, estamos hablando de usura y contra la usura el Gobierno tiene la obligación de actuar”, ha dicho Álvarez, que ha exigido que “España más pronto que tarde tiene que contar con una empresa pública de generación eléctrica”.

- Publicidad-

“Ése es el camino que nos va a liberar de esta dictadura de las eléctricas que están robando a los ciudadanos”, ha dicho el secretario general de UGT, que cree que, aun subiendo diez puntos el Impuesto sobre Sociedades a estas compañías esta tasa “se va a quedar corta”.

Así lo ha manifestado en su intervención en el Curso de verano de la APIE, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander, junto a Unai Sordo, que ha apostado por una subida generalizada de los impuestos a las empresas para evitar que cualquier compañía, especialmente multinacional, pueda tributar por debajo de un 15%.

En este sentido, ha pedido mirar “la letra pequeña” de cualquier anuncio fiscal, recordando que los últimos Presupuestos ya contemplan esta medida en principio, pero que al no aplicarse sobre los beneficios contables, permitiendo exenciones posteriores, al final se queda “en una formulación retórica”.

Sordo, que ha defendido cualquier medida “que se pueda utilizar para aliviar la situación de las personas más afectadas por el incremento de precios”, ha pedido evitar “incentivos perversos”, como cree que se produce con la rebaja generalizada a los carburantes.

Una medida que en una situación “de emergencia” considera que “seguramente había que tomar” pero que no ve conveniente consolidar para cualquier renta, en vez de fomentar alternativas en la medida de lo posible, como el transporte público.

En este sentido, ha criticado cómo, en esta situación, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que encabeza Isabel Díaz-Ayuso, ha reducido las frecuencias en Metro de Madrid. “Con un par, es que no puede ser”, ha cargado Sordo, que cree que combatir situaciones como el encarecimiento de la energía no puede acabar con un abaratamiento del transporte privado y el “colapso” del tráfico en las ciudades.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.