CC.OO. lamenta el “no” de los empresarios a la subida del SMI y pide avanzar en la senda de los 1.000 euros

CC.OO. tiene “buenas expectativas” para la reunión de mañana entre el Gobierno y los agentes sociales respecto a una nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional. La secretaria de Acción Sindical y Empleo, Mari Cruz Vicente, ha explicado en Rolling Stocks que son optimistas sobre la senda de subidas del SMI y tras la reunión del lunes confía en que mañana se aclare esa hoja de ruta: “Nuestra propuesta es que haya un compromiso no escrito de que para 2023 sean 1000 euros”.

Además, señala que les hubiera gustado contar con el apoyo de las organizaciones empresariales, después de conocer que CEOE y Cepyme, rechazan la propuesta del Gobierno. Argumentan que no es el momento adecuado por los costes que elevaría en las empresas y la consecuente reducción de los márgenes, en un momento de precios elevados y cuellos de botella en las cadenas de suministro.

Para la portavoz de CC.OO., la subida del SMI “no ha tenido una incidencia en la creación de empleo”.  Según los datos de la EPA, el SMI afecta a 1,8 millones de personas asalariadas. Mari Cruz Vicente especifica que son “las mujeres algunas de las más afectadas, un 14,1% frente a un 8% de los hombres afectados”. Al igual que también “se ven beneficiados los trabajadores del campo”.

La negativa de la CEOE a apoyar esta subida supone que el incremento del SMI será de nuevo fruto de un acuerdo bipartito entre el Gobierno y los sindicatos CCOO y UGT, como ya sucedió cuando el SMI subió de 950 a 965 euros al mes el pasado mes de septiembre.

Carlos Victoria Lanzón, Economista Investigador en EsadeEcPol, asegura que “los efectos del SMI pueden ser tremendamente heterogéneos entre perfiles y sectores. La literatura no tiene muy claro el efecto agregado”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.