Cepsa dispara su beneficio a 337 millones a junio y presentará su nueva estrategia en otoño

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Cepsa obtuvo un beneficio neto de 337 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las pérdidas de 841 millones de euros que registró en el mismo periodo del ejercicio pasado, impulsada por el empuje de su negocio de Química y Refino y la recuperación del precio del petróleo.

El beneficio neto ajustado de la compañía, que mide específicamente el desempeño de los negocios, fue de 183 millones de euros a cierre de junio, frente al saldo negativo de ocho millones de euros en el primer semestre de 2020.

La energética confirma así que deja atrás los efectos de un 2020 en el que se vio lastrada por el impacto del Covid-19, especialmente en su primer semestre, y que llevó a acumular al grupo unos deterioros por unos 920 millones en el año.

De esta manera, el consejo de administración del grupo ha revisado y ha apoyado los principios clave de la nueva estrategia de Cepsa, que se dará a conocer a principios de otoño.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo a cierre de junio se situó en 842 millones de euros, con un incremento del 33% con respecto al mismo periodo de 2020.

La compañía participada por Mubadala -el fondo soberano de Abu Dabi- y The Carlyle Group indicó que este resultado refleja “una fuerte recuperación tras el impacto causado por el Covid-19 debido a las condiciones favorables del mercado, principalmente durante el segundo trimestre, y el impacto positivo de las acciones de optimización en curso”.

En el segundo trimestre de este año, el Ebitda de la compañía se incrementó un 60% respecto al trimestre anterior, hasta situarse en los 518 millones de euros.

OPTIMIZACIÓN Y EFICIENCIA.

Asimismo, Cepsa ha seguido avanzando en el proceso de transformación que inició en 2020 y, a lo largo de este periodo, ha seguido apostando por iniciativas de optimización y medidas de eficiencia de costes como parte del Programa Plurianual de Eficiencia puesto en marcha a principios del año pasado, que consta de más de 1.100 iniciativas destinadas a impulsar el Ebitda y la generación de flujo de caja en el periodo 2020-2023, así como una nueva organización plenamente dedicada a su ejecución.

De esta manera, a cierre de junio, y gracias a este programa, la compañía ya ha captado 131 millones de euros de ahorros sostenibles, que se suman a los 73 millones de euros alcanzados en 2020 en el marco del plan de contingencia.

El consejero delegado de Cepsa, Philippe Boisseau, destacó que la transformación de la compañía de los últimos 18 meses ha continuado a lo largo de la pandemia, “con una organización renovada, reforzada con el nombramiento de nuevo talento incorporado a la alta dirección”.

“Estos cambios, junto con las medidas de eficiencia que hemos puesto en marcha, están empezando a dar sus frutos, tal y como demuestran los buenos resultados financieros de este trimestre, que han supuesto una relevante mejora respecto al primer trimestre del año. El programa de eficiencia en el que estamos inmersos se trata de un programa plurianual cuyo objetivo es continuar salvaguardando los márgenes e impulsar larentabilidad, lo que, combinado con un mejor entorno de mercado, nos permite mirar al futuro con renovado optimismo”, añadió al respecto.

IMPULSO DEL NEGOCIO DE EXPLORACIÓN Y PRODUCCIÓN.

Por áreas de negocio, los resultados de Exploración y Producción del grupo fueron sustancialmente más sólidos que en el mismo periodo del año anterior, con un Ebitda de 388 millones de euros, un 71% más que en los seis primeros meses de 2020, gracias a la subida de los precios del crudo -con un repunte del 57% frente al primer semestre de 2020- y a la reducción de los costes de explotación, ya que la producción de lasregiones de bajo coste aumentó debido a la supresión parcial de las cuotas de la OPEP.

En el área de Refino, a pesar de las menores tasas de utilización media en las refinerías en el primer semestre de este año frente al mismo periodo de 2020, el Ebitda aumentó un 4%, hasta los 87 millones de euros, como resultado de la mejora de los márgenes y de la exitosa implementación de medidas de eficiencia.

Además, los niveles de utilización han ido aumentado gradualmente a lo largo del primer semestre hasta, alcanzar una media del 84% en el mes de junio.

En el área Comercial, el Ebitda fue de 191 millones de euros, un 8% superior al primer semestre de 2020, a pesar de que la actividad continuó viéndose afectada por las consecuencias de la pandemia y lasrestricciones de movilidad, situándose en niveles similares a los del año pasado pero todavía por debajo a los del mismo periodo de 2019.

Mientras, el negocio de Química siguió obteniendo resultados récord, con un Ebitda de 231 millones de euros, un 40% más que en el primer semestre de 2020, gracias a una combinación de márgenes robustos, debido a un entorno de oferta ajustado, y una renovada estrategia comercial en todos los segmentos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.