Christel Heydemann, nueva consejera delegada de Orange

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Christel Heydemann ha sido designada este viernes nueva consejera delegada de Orange en todo el mundo, en sustitución de Stéphane Richard, que dimitió después de ser condenado por el ‘caso Tapie’, según ha informado la empresa.

Heydemann, que es vicepresidenta para operaciones en Europa de Schneider Electric y consejera independiente en Orange, tomará posesión de su cargo el 4 de abril y se convertirá así en la primera mujer al frente de grupo de telecomunicaciones francés a lo largo de su historia.

La junta de accionistas de Orange ha valorado su experiencia en el sector de las telecomunicaciones y gestionando transformaciones empresariales, según un comunicado. Richard, por su parte, continuará actuando como consejero delegado y presidente hasta que la nueva consejera delegada tome posesión de su cargo.

Asimismo, dado que Orange ha decidido que el puesto de Richard se divida en un cargo de presidente y otro de consejero delegado, este permanecerá en el cargo de presidente no ejecutivo hasta que haya un sustituto, algo que se producirá, como tarde, el 19 de mayo, día de la junta de accionistas de Orange.

En su comunicado, la junta ha subrayado el compromiso del directivo para preservar la gobernanza del grupo y llevar a cabo la transición más “suave” posible, así como ha agradecido su trabajo en los últimos 12 años, en los que ha “restaurado la confianza de los empleados” tras la crisis financiera y ha transformado el grupo.

Richard ha deseado a su sustituta que su paso por la compañía sea “un completo éxito” y se ha mostrado plenamente convencido de que conseguirá superar los retos de futuro de la firma.

Por su parte, Heydemann ha destacado su conocimiento del sector tras sus cinco años como consejera de la firma y ha señalado los retos técnicos y oportunidades por delante para la firma, que considera “significativos”.

DIMISIÓN DE RICHARD

Richard dimitió de su cargo después de que el Tribunal de Apelación de París condenase al ejecutivo a un año de prisión exento de cumplimiento y al pago de una multa de 50.000 euros por su participación en el escándalo multimillonario del ‘caso Tapie’.

El tribunal anuló una sentencia de un tribunal de escalafón inferior que había absuelto al empresario, que defendió que las acusaciones eran “infundadas” y no estaban basadas en ninguna prueba.

El caso se remonta a 1993, cuando el empresario Bernard Tapie vendió Adidas al banco semipúblico Crédit Lyonnais para así incorporarse como ministro al Ejecutivo liderado entonces por François Mitterrand.

En 2008, la exministra de Finanzas francesa y ahora presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, promovió un tribunal de arbitraje que se saldó con el pago de una indemnización de 404 millones de euros al empresario.

Posteriormente, Lagarde, ya en su cargo de directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), fue condenada por negligencia por su actuación en este caso y se ordenó a Tapie que devolviera los fondos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.