Controladores aéreos creen que España llega “tarde” a reforzar sus plantillas ante aumento de vuelos en 2028

Su sindicato USCA celebra hasta este jueves en Bilbao su 34 Congreso marcado por el “buen” preacuerdo alcanzado con Enaire para cinco años

BILBAO, 23 (EUROPA PRESS)

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) ha advertido de que se va “tarde” para lograr que la plantilla actual de 2.000 controladores alcance los 2.400 en 2025 para poder afrontar el aumento previsto en el número de vuelos de los aeropuertos españoles, que se disparará un 28% entre 2022 y 2028, según las previsiones de Eurocontrol.

Este sindicato, al que pertenecen el 90% de los controladores de toda España, ha trasladado estas estimaciones en un encuentro con los medios con motivo de la celebración en Bilbao de su 34º Congreso Nacional, al que desde este martes y hasta mañana jueves asisten 90 controladores aéreos procedentes de los distintos centros y torres de control de España.

- Publicidad-

El congreso está sirviendo para analizar la actualidad del sector aéreo, así como los retos profesionales, laborales y sindicales a los que se enfrenta el colectivo de controladores aéreos españoles.

El encuentro no solo cuenta con la presencia de la Junta Directiva de USCA, sus secretarios, delegados y colaboradores, sino también con la de representantes de Enaire, SEPLA, COMME y SEMAF, así como de sindicatos y asociaciones de controladores aéreos de otros países.

Ante los medios han comparecido los portavoces del sindicato, Pau Marí y Daniel Zamit, y la secretaria de comunicación, Susana Romero, quienes han informado de que empresa y sindicato han alcanzado un preacuerdo para pactar un nuevo convenio que regulará sus condiciones laborales, el primero desde hace 12 años en los que ha regido el laudo de obligado cumplimiento impuesto por la empresa tras el conflicto ocurrido en diciembre de 2011 que llevó al Gobierno a cerrar el tráfico aéreo en toda España.

Respecto a la necesidad de acelerar la contratación de esos 400 controladores, Daniel Zamit ha asegurado que si la empresa no cumple con ese compromiso y no hay acuerdo en ese aspecto, “volveremos a la conflictividad pero sin llegar a hablar de huelgas porque nadie tiene una huelga planteada”.

En su opinión, ese escenario “sería muy triste que la empresa dejara de contratar gente porque eso ocasionará demoras y renuncias a descansos entre la plantilla y la gente, al final, se rompe”.

Según las estimaciones trasladadas por Eurocontrol, este año, España ya ha alcanzado el 92% de la cifra de vuelos previa a la pandemia, la registrada en el año 2019, y que en ese escenario de 2028 llegará al 120% respecto a la registrada durante el año actual.

ELEVADA EDAD MEDIA

En este punto, tanto Zamit como Romero han apuntado a la elevada edad media de la plantilla de controladores, que es de 55 años “una barbaridad”.

Además, frente a otros países como Alemania, no se les retira a esa edad de las tareas de frecuencia, que es hablar con los aviones y es una labor muy estresante a determinadas edades y pasar a otras coordinaciones de trabajo, cuando es recomendable que lo hagan personas más jóvenes y en España, que es un caso único en el mundo “la gente se jubila en frecuencia aunque haya pedido el relevo”.

Este preacuerdo, tal y como han indicado, deberá ser ratificado en asamblea por los afiliados, en una votación que tendrá lugar el 13 de diciembre y tendrá una vigencia de cinco años.

Zamit ha afirmado que se vuelve a un convenio pactado que ha calificado de un “buen convenio” puesto que no satisface por completo a ninguna de las dos partes que, sin embargo están satisfechas porque es “un suelo” a partir del cual se puede volver a negociar “desde un plano de igualdad, no como ahora que la empresa ha tenido en su mano una legislación muy a su favor pero muy contraria a los intereses de los trabajadores”.

“Nos parece una situación más justa y que nos saca de una posición en la que no debimos estar y que se han demostrado en el tiempo que no fueron buenas”, ha remarcado, para añadir que las principales mejoras se producen en el tema de la conciliación y los turnos.

Igualmente, el portavoz sindical ha destacado que en el nuevo convenio pendiente de ratificación, como aspectos más importantes, se fijan unos periodos de descanso y actividad que van a mejorar el rendimiento de las plantillas” porque en la actualidad hay muchos servicios que desde el sindicato consideran que “están fuera de la rotación habitual de un trabajo a turnos”.

Asimismo, ha indicado que la empresa “ahora se compromete a respetar esa ciclicidad que se estaba saltando y que perjudicaba la conciliación personal, familiar y laboral”, por lo que entienden que este convenio les garantiza un marco de prestación de su labor que les da “mucha tranquilidad” que no han tenido en 12 años.

Igualmente la empresa reconoce la necesidad de contratar más personal, aunque desde el sindicato creen que se va “tarde” en esa decisión y en la planificación de ese refuerzo de la plantilla porque se perdió el tiempo de la pandemia para “ponerse al día” y acelerar los procesos de contratación, convocando las OPE de empleo público comprometidas, y concretando los concursos de traslados y de recolocación pedidos por la plantilla, así como otros aspectos relacionados con la formación.

De los alrededor de 2.000 controladores que hay en España, alrededor de 45 operan en los tres aeropuertos vascos, cerca de la mitad, en el aeropuerto de Loiu.

SALARIOS

A preguntas de los medios por si se habían abordado subidas salariales, desde el sindicato han precisado que, dentro de los acuerdos recogidos en el convenio, el aspecto económico y salarial no se ha tocado porque no es un aspecto que les preocupe y en ese terreno “ni avanzamos ni retrocedemos” porque no era el tema principal de sus demandas y de la situación que se arrastraba desde 2010.

En este punto, Zamit ha lamentado que llevan 12 años de unas relaciones con la empresa “absolutamente judicializadas” porque Enaire es una de las empresas españolas que más conflictos judiciales tiene con sus trabajadores, no solo con los controladores.

En una intervención final, el presidente del sindicato, Pedro Grajera, ha emplazado a que se presenten más mujeres al puesto de controlador aéreo, ya que el porcentaje actual de mujeres que se presentan a las oposiciones está entre el 25 y el 30% cuando en el resto del empleo público “son mayoría”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.