Economía busca que los planes de pensiones de empleo trasladen los beneficios empresariales a los ahorradores

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El director general de Seguros y Fondos de Pensiones, Sergio Álvarez Camiña, ha defendido este martes que el anteproyecto para regular los planes de pensiones de empleo tiene como objetivo que los beneficios empresariales se trasladen a los ahorradores, al tiempo que ha defendido que este proyecto de ley busca diferenciar de forma clara estos planes de los individuales.

Así lo ha manifestado durante la segunda jornada del ‘XII Encuentro del sector financiero’ organizado KPMG y el diario ‘Expansión’. En concreto, ha explicado que este anteproyecto es “necesario”, ya que tiene en cuenta “el capital humano”. “Para la gran mayoría de los ciudadanos, su principal patrimonio es el capital humano, su capacidad de generar rentas del trabajo y, precisamente, vincular las decisiones de ahorro al lugar donde los ciudadanos generan sus rentas parecen una decisión muy, muy acertada”, ha asegurado.

De esta forma, ha señalado que los planes de pensiones de empleo tratan de hacer “partícipes, de alguna manera, de los beneficios de las compañías, de los resultados positivos de la actividad económica”. “Hay que trasladar a los ahorradores esos beneficios generados por las empresas, esa mejora en la riqueza colectiva”, ha añadido.

Igualmente, ha destacado que el anteproyecto diferencia entre el segundo y el tercer pilar “por primera vez” en los 30 años de regulación de los planes de pensiones.

Álvarez Camiñas, con datos a cierre del primer semestre de 2021, ha cifrado en 122.000 millones de euros el ahorro acumulado en planes de pensiones, tanto de empleo como individuales, con una composición “que posiblemente sea la contraria a la que quería los que impulsaron hace 30 años los planes de pensiones”.

En este sentido, ha señalado que “ponderan más” los planes de pensiones individuales, con cerca de 86.000 millones de euros, que los de empresas, que acumulan un ahorro de 36.000 millones de euros.

Asimismo, ha afirmado que los planes de pensiones de empleo tienen un tamaño “muy reducido”. De 1.300 planes, solo seis tendrían un patrimonio superior a los 1.000 millones de euros, mientras que solo 20 tienen un patrimonio superior a 250 millones de euros.

“Esto tiene consecuencias en el atractivo y en la confianza de los ahorradores en estos productos, y sobre la capacidad de ejecutar la implicación como accionistas o la influencia de estos fondos de pensiones en las entidades en las que participa, en los mercados en los que interviene e, incluso, en la interlocución con los poderes públicos”, ha manifestado Álvarez Camiñas.

Así, ha defendido que el anteproyecto elaborado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones busca que “haya más planes de pensiones de empleo y no menos”, y que “abarquen a colectivos que no estaban incluidos en el ámbito objetivo de los planes de pensiones”, como las pymes o autónomos.

Sobre la evolución del sector asegurador durante la actual recuperación económica, Álvarez Camiñas ha destacado la “solidez” de la solvencia y la rentabilidad, con importes “satisfactorios”, así como la “capacidad de resistencia” en el volumen de primas, con un crecimiento de los seguros generales, si bien ha destacado el descenso en el ramo de seguros de vida.

Asimismo, ha indicado que el próximo 16 de diciembre, la Autoridad Europea de Supervisión de Seguros y Fondos de Pensiones publicará los test de estrés del sector asegurador.

En cuanto a los retos, ha destacado la necesidad de realizar una “reflexión” sobre el valor añadido de los productos de seguros para los clientes, así como de los “límites de la asegurabilidad”, es decir, “qué parte de los riesgos y de las incertidumbres que asumen los ciudadanos es asegurable o no”, la aparición de nuevos gestores de elementos estructurales del sector asegurador, en el tratamiento de datos o de procedimientos, o las finanzas sostenibles.

Asimismo, ha resaltado el impacto que los bajos tipos de interés tienen sobre el negocio asegurador, en concreto, en los seguros de vida, “porque el seguro de vida tradicional es aquel que garantiza un tipo de interés y, en su caso, una participación en beneficios, pero con los tipos de interés que tenemos desde hace ya años, es difícil que este producto cumpla con las expectativas de los ahorradores”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.