Economía confirma “la capacidad de recuperación y generación de empleo” en España con los datos de la EPA

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Economía, Gonzalo García Andrés, ha destacado “la capacidad de recuperación y generación de empleo de la economía española”, tras conocerse que el paro bajó en 615.900 personas en 2021 y se crearon 840.700 empleos, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves.

“Creo que estamos en buenas condiciones para que el mercado de trabajo español tenga una mejora significativa que permita ir superando los problemas estructurales”, ha dicho García Andrés en una rueda de prensa.

La tasa de paro al finalizar 2021 se situó en el 13,33%, con 3.103.800 personas desempleadas, mientras que las cifras de ocupados alcanzaron los 20.184.900, el nivel más alto desde 2008.

Para el secretario de Estado de Economía, estas cifras muestran un comportamiento “extraordinario” del mercado de trabajo durante el ejercicio pasado, que ha permitido recuperar la situación previa a la pandemia pero también a la crisis financiera”.

MEJORAS EN LOS SECTORES MÁS VULNERABLES

García Andrés ha señalado que la creación de empleo ha registrado su mayor dato desde 2005 y ha destacado el incremento observado en el último trimestre de 2021, teniendo en cuenta un “entorno internacional que se ha complicado”, unido a una sexta ola de coronavirus.

Esa creación de 840.700 empleos en 2021 “ha sido generalizada por edades y por sectores”, como ha apuntado el secretario de Estado, con un incremento en la ocupación de mujeres y jóvenes. En el caso de las mujeres, 2021 cerró con 479.600 ocupadas más, según los datos de la EPA.

El número de asalariados aumentó en términos interanuales en 732.000. Destaca también el número de contratos indefinidos, con 150.600 más en el último trimestre y un total de 12,7 millones, el nivel más alto de toda la serie histórica. No obstante, la tasa de temporalidad se sitúa en el 25,4%. El secretario de Estado ha incidido en la necesidad de “reducir el exceso de temporalidad que todavía atenaza el buen funcionamiento de nuestro mercado de trabajo”.

Respecto a la tasa de paro, Economía aprecia una bajada “muy significativa”, con un nivel inferior al del cuarto trimestre de 2019, antes de la pandemia, pero también “su menor nivel desde 2008”.

El numero de parados ha descendido en 615.900 personas, con una tasa de paro del 13,3%, el nivel más bajo desde 2008. “El resultado en términos de tasa de paro es extraordinariamente positivo. Nos coloca en una situación que todavía no es la que deseamos. La tasa de paro tiene que bajar más, pero es un resultado muy positivo”, ha precisado el secretario de Estado.

En el caso del paro juvenil, la tasa fue del 30,7%, un nivel “inaceptablemente alto” para el que se están dirigiendo medidas con la intención de que “la reducción en la tasa de paro juvenil se más sostenida”.

En cuanto a los ocupados, con más de 20 millones, el objetivo de recuperación “se ha cumplido con creces” y garantiza que no se va a producir “un daño estructural en términos de empleo”. Además, esta mejora se ha extendido a todos los sectores, con la agricultura por encima de las cifras precovid y unas cifras “más modestas” en los servicios.

La tendencia positiva también se extiende a las comunidades autónomas, salvo Cantabria, Castilla y León y Baleares, que todavía no han recuperado los niveles prepandemia.

INICIO DE “UNA ETAPA EXPANSIVA”

García Andrés ha asegurado que España se encuentra ante “el inicio de una etapa expansiva”, ante las perspectivas de que el empleo se siga recuperando y que la economía siga creciendo.

A pesar de que los datos del Producto Interior Bruto (PIB) que se conocerán mañana no son tan buenos como se esperaba, el secretario de Estado de Economía ha comentado que “no es inhabitual” que se dé este “desacople temporal” entre empleo y PIB, que responde a “factores extraordinarios”.

De cara a los próximos trimestres de 2022, los datos de empleo contarán con el impacto de la reforma laboral, cuyo objetivo es reducir la temporalidad y acercar a España a una tasa “más acorde con la media europea”.

“En 2022 se va a iniciar ese avance hacia la corrección de uno de los problemas que arrastramos, que es un exceso de temporalidad”, ha pronosticado García Andrés.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.