Economía-Díaz dice que su plan es “perfectamente legal” ante aviso de CNMC y que súper e hiper pueden aplicar descuentos

Se volverá a reunir con representantes de la distribución y consumidores para tratar el conjunto de sus propuestas

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha defendido este lunes que su propuesta para acordar con la gran distribución y los consumidores un tope a los precios de productos de alimentación básicos en la cesta de la compra es “perfectamente legal”, ante las advertencias de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

“No es que no vulnere la legalidad española y europea, sino que la respeta absolutamente y está basada justamente en el principio de la competencia”, ha defendido la titular de Trabajo tras mantener una reunión con responsables de empresas de distribución y de asociaciones de consumidores para abordar su iniciativa de buscar un acuerdo para topar precios de productos de alimentación básicos en la cesta de la compra.

- Publicidad-

La semana pasada la CNMC advirtió de que cualquier acuerdo entre operadores para fijar precios máximos en algunos alimentos está prohibido por ley. Pero hoy, Díaz ha recalcado que la propuesta no solo respeta el derecho de la competencia, sino que abunda en él, al tiempo que ha señalado que la Ley de Comercio cuenta con “excepciones” en esta materia.

En concreto, el artículo 13 de la ley de Ordenación del Comercio Minorista, en relación a la libertad de precios, establece que los precios de venta de los artículos serán libremente determinados y ofertados con carácter general de acuerdo con lo dispuesto en la legislación de defensa de la libre y leal competencia, con las excepciones establecidas en leyes especiales.

No obstante, señala que “el Gobierno del Estado, previa audiencia de los sectores afectados, podrá fijar los precios o los márgenes de comercialización de determinados productos, así como someter sus modificaciones a control o a previa autorización administrativa”.

Una capacidad que está prevista en varios supuestos: cuando se trate de productos de primera necesidad o de materias primas estratégicas, cuando se trate de bienes producidos o comercializados en régimen de monopolio o mediante concesión administrativa, como medida complementaria de las políticas de regulación de producciones o de subvenciones u otras ayudas a empresas o sectores específicos, y excepcionalmente y mientras persistan las circunstancias que aconsejen la intervención, cuando, en un sector determinado, se aprecie ausencia de competencia efectiva.

“A UNA TIENDA DE BARRIO CREO QUE NO LE PODEMOS PEDIR MÁS ESFUERZOS”

Ante las críticas del pequeño comercio, Díaz ha defendido que su propuesta se dirige a la gran distribución porque son quienes tienen márgenes para poder practicar descuentos. “A una pequeña tienda de este barrio es muy difícil pedirle más esfuerzos”, ha explicado la ministra, tras valorar, no obstante, que haya pequeñas tiendas o cooperativas que están ayudando.

“A los que menos tienen no podemos pedirles más. A las grandes distribuidoras, igual que a las grandes energéticas igual que a la gran banca le podemos pedir esfuerzos. A una tienda de barrio creo que no le podemos pedir más esfuerzos, sino ayudarles y hacer una campaña a favor de que usemos el pequeño comercio”, ha enfatizado.

En este sentido, Díaz ha aprovechado para instar a la ciudadanía a comprar en el comercio local y de proximidad y ha pedido también que se escojan productos de temporada. “Esto tiene que ver con el cambio climático y tiene que ver con la alimentación de calidad”, ha recalcado.

Preguntada por las aparentes discrepancias dentro del Ejecutivo sobre el tema, Díaz ha señalado que la política del gobierno la dirige en su plenitud el presidente del Gobierno. “Siempre digo que somos un gobierno con carácter mancomunal”, ha reiterado.

Según la ministra, el día que compareció tras el Consejo de Ministros y expuso su propuesta, el Gobierno ya estaba trabajando en estas medidas y estaban conversadas con Pedro Sánchez. “Todo el Gobierno de España está tomando todas las medidas necesarias para bajar los precios y estamos trabajando íntegramente, más allá de ciertos matices que no le interesan a nadie”, ha recalcado.

NUEVA REUNIÓN PARA ABORDAR TODAS LAS PROPUESTAS

Tras mantener un primer encuentro el pasado jueves con el director ejecutivo de Carrefour España, Alexandre de Palmas, Díaz y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, se han reunido este lunes con representantes del Consejo de Consumidores y Usuarios y de las organizaciones que lo integran. También han asistido representantes de la Asociación de Supermercados Distribuidores (Anged), la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES) y de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas).

La vicepresidenta ha agradecido “la actitud constructiva” que han mantenido en esta reunión los representantes de la distribución y los consumidores, así como sus aportaciones y el diagnóstico compartido sobre la situación que vive el país. “Estamos atravesando un momento de extrema debilidad y por tanto que compete tomar todo tipo de medidas”, ha recalcado Díaz.

Según la titular de Trabajo, tanto las asociaciones de consumidores y usuarios, como las distribuidoras de la alimentación hicieron propuestas “múltiples” en muchos sentidos, aunque por falta de tiempo no pudieron ser abordadas en profundidad.

Por ello, se han emplazado a un nuevo encuentro, cuando la vicepresidenta segunda regrese del G20, para mantener una reunión de duración larga que les permita trabajar “todas y cada una de las propuestas”.

La vicepresidenta ha recordado que su propuesta consiste en que se facilite una cesta de la compra básica hasta “más allá de Navidades” y se componga de productos que garanticen una alimentación sana. Según Díaz, la cesta tiene que contener productos como carne, pescado, frutas, hortalizas, huevos y lácteos. Además, ha recordado la propuesta de que se elabore también una cesta para celiacos.

LA AGENCIA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA PREPARA UNA GUÍA DE CESTA SALUDABLE

Por su parte, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha defendido el “compromiso adicional” que se pide desde el Ejecutivo a las distribuidoras para que las familias trabajadoras, y en especial las más vulnerables, puedan acceder a una cesta de consumo asequible.

El ministro ha puesto el foco en que esa cesta se componga de productos diversos y saludables y ha explicado que en España la tasa de obesidad infantil es el doble entre las familias más pobres que entre las familias más ricas. “Cuando hay más dificultades económicas, hay una tendencia a dejar de lado patrones de consumo saludable”, ha argumentado.

Por ello, desde la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición están trabajando en una propuesta que pueda servir de indicador y guía a las distribuidoras para elaborar esa cesta básica, según ha señalado el ministro.

Preguntados por su opinión sobre la cesta presentada por Carrefour la semana pasada, han remarcado que desde el Gobierno no entrarán a hacer valoraciones de las ofertas comerciales de las empresas. Además, Díaz ha recordado que desde la compañía se han comprometido a analizar la propuesta del Gobierno.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.