El Banco de España pide seguir de cerca la posible aparición de restricciones de crédito a empresas viables

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El Banco de España insta a mantener, de cara al futuro, un «seguimiento muy cercano» para detectar posibles restricciones del crédito bancario a empresas viables, con el fin de evitar que se vea afectada la reactivación de la actividad económica.

En un artículo en el que analiza el endeudamiento bancario de personas físicas y empresas durante la pandemia, el Banco de España señala que la evolución del crédito en 2020 ha estado guiada en buena medida por consideraciones de riesgo, con un crecimiento «relativamente más débil» del crédito para aquellos segmentos de empresas y personas físicas más vulnerables o sensibles.

Para este estudio, la institución ha considerado como sectores sensibles las industrias manufactureras (salvo industrias de la alimentación, bebidas y tabaco), comercio y reparación de vehículos, transporte y almacenamiento, hostelería, y actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento.

Además de un menor aumento del crédito bancario, estos sectores vulnerables habrían presentado a su vez un peor comportamiento, en términos de crecimiento, de su crédito problemático o dudoso, según el análisis realizado por el Banco de España.

La institución ha destacado que la presencia de programas de apoyo como los avales del ICO y las moratorias crediticias habrían tenido un efecto significativo para contener estas tendencias, pero «sin llegar a anularlas».

«Es decir, en ausencia de los programas de apoyo, los grupos de empresas y hogares con mayor perfil de riesgo se habrían probablemente enfrentado ya a una restricción de crédito», advierte el Banco de España, que por ello reclama un seguimiento para detectar la posible aparición en el futuro de restricciones de crédito para empresas viables.

Según la institución, las diferencias en el crecimiento del crédito bancario por sector de actividad son «significativas», con una tasa de variación 5,8 puntos superior en los sectores más sensibles a la pandemia.

MÁS CRÉDITO BANCARIO PARA LAS EMPRESAS JÓVENES Y MENOS ENDEUDADAS

Además, la presencia de avales ICO aparece asociada a un mayor crecimiento del crédito a empresas, con un crecimiento cerca de 30 puntos superior tanto en el total de sectores como en los más sensibles.

Asimismo, el Banco de España observa que la tasa de variación del crédito bancario ha sido algo más alta para las empresas más jóvenes y las empresas de menor coste medio de la deuda, más rentables y más productivas, y bastante mayor para las empresas menos endeudadas.

Estas diferencias de comportamiento entre las empresas con distinto nivel de fortaleza financiera aumentan cuando se analizan exclusivamente los sectores más sensibles a los efectos de la pandemia, según el Banco de España.

«Todo ello sugeriría que, en general, en el último año, no serían las empresas más vulnerables las que han visto crecer más su deuda bancaria, sino que habrían primado la contención de riesgos financieros, aumentando la exposición a aquellas empresas con mayor fortaleza», sostiene la institución que añade que, en ausencia de medidas de apoyo, el crédito de las empresas más vulnerables habría presentado un mayor diferencial negativo de crecimiento.

En cuanto al crédito problemático, para el que se considera en este análisis el crédito dudoso y vencido, destacan las diferencias en términos de crecimiento para el ROA y la productividad, dándose menores tasas de variación para las empresas con una mejor posición en cada uno de estos factores.

«Se observa también que ha habido una mayor materialización ex-post del riesgo de crédito entre aquellas empresas que han accedido a avales ICO», indica la institución, que subraya además que una mayor fortaleza financiera (por ejemplo, mayor ROA o productividad) se asocia a una menor tasa de variación de créditos problemáticos de forma todavía más clara que en el conjunto de la población de empresas.

PARADOS Y EXTRANJEROS, MENOR CRÉDITO BANCARIO

En lo que respecta a las personas físicas, el Banco de España concluye que los parados, extranjeros, personas de más edad y rentas más bajas han registrado una mayor caída del crédito total, sin apreciar diferencias significativas por género.

La institución señala que la presencia de moratorias ha contribuido a una evolución más positiva del stock de crédito, con un crecimiento superior en 1,2 puntos para aquellas personas físicas con moratoria, sobre todo en estos colectivos más vulnerables, donde se observa un comportamiento diferencial menos negativo, excepto para los extranjeros, que redujeron más su crédito total cuando accedieron a moratorias.

En cuanto a la evolución del crédito dudoso y vencido, el Banco de España sólo observa diferencias relevantes de crecimiento en el grupo de parados, con tasas de variación más elevadas que el resto de personas físicas, y en el de extranjeros.

«En conjunto, parece que las personas físicas más afectadas económicamente por la pandemia han visto reducido más su crédito bancario que el resto, y, por el contrario, en este colectivo, se ha apreciado una menor reducción del riesgo de crédito», indica.

Entre las personas físicas que optaron a moratorias, la situación de desempleo y la menor renta se vincula a una menor tasa de variación de activos problemáticos, lo que indicaría, según el Banco de España, que «las moratorias están previniendo la aparición de problemas de crédito en algunos de los segmentos más vulnerables».

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.