El Banco de Inglaterra mantiene tipos y el volumen de sus compras, a pesar del optimismo sobre recuperación

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra ha decidido por unanimidad mantener el tipo de interés de referencia para sus operaciones en el mínimo histórico del 0,1%, según ha anunciado la institución, que ha mantenido también sin cambios el volumen de sus programas de compra en 895.000 millones de libras (1,04 billones de euros), a pesar del mayor optimismo sobre la recuperación y la aceleración de las presiones inflacionistas.

En este sentido, el economista jefe del BoE, Andrew Haldane, quien participaba en su última reunión como miembro del Comité, ha sido el único voto en contra de mantener el actual volumen de los estímulos al preferir que estos se redujeran a 825.000 millones de libras (965.000 millones de euros).

En su análisis, el Comité del BoE ha constatado que la evolución del crecimiento del PIB mundial ha sido algo más fuerte de lo previsto en mayo, especialmente entre las economías avanzadas, mientras que las presiones sobre los precios se han acelerado aún más, lo que refleja una fuerte demanda de bienes, el aumento de los precios de las materias primas, las limitaciones de la oferta y los ‘cuellos de botella’ del transporte, que han comenzado a manifestarse en la inflación de algunas economías avanzadas.

No obstante, la institución ha destacado que, las expectativas de inflación sugieren que los mercados confían en que la fortaleza de la inflación a corto plazo “sea transitoria”.

De este modo, la institución ha revisado 1,5 puntos porcentuales al alza sus expectativas para el PIB del Reino Unido en el segundo trimestre de 2021 respecto del informe de mayo, ya que las restricciones a la actividad económica se han suavizado, por lo que se espera que la producción en junio sea solo un 2,5% inferior a la anterior al Covid.

“Esta recuperación de la actividad ha sido más pronunciada en los servicios orientados al consumidor, cuyas restricciones se relajaron en abril”, ha señalado la institución, advirtiendo de el mercado de la vivienda se mantiene fuerte y los indicadores de confianza del consumidor han aumentado.

En cuanto a los precios, el Comité del BoE ha recordado que la inflación aumentó del 1,5% en abril al 2,1% en mayo, por encima del objetivo del 2%, mientras que la tasa subyacente del IPC también subió desde el 1,3% al 2%, debido que las crecientes presiones sobre los costes de los insumos se han trasladado cada vez más a los precios de producción manufacturera y a los precios de importación de productos distintos del petróleo.

De este modo, el BoE anticipa que la inflación continuará subiendo por encima del objetivo, debido principalmente a la evolución de los precios de la energía y otras materias primas, “y es probable que supere el 3% durante un período temporal”.

“De manera más general, la expectativa central del Comité es que la economía experimente un periodo temporal de fuerte crecimiento del PIB e inflación por encima del objetivo, después del cual el crecimiento y la inflación retrocederán”, ha apuntado el BoE, para el que existe el riesgo de que la presión alcista a corto plazo sobre los precios resulte algo mayor de lo esperado, aunque considera que “las expectativas de inflación del Reino Unido siguen estando bien ancladas”.

En cualquier caso, el Comité continuará vigilando la situación de cerca y tomará las medidas necesarias para lograr su cometido. Asimismo, ha reiterado que no tiene la intención de endurecer su política monetaria “al menos hasta que haya evidencia clara de que se está logrando un progreso significativo en la eliminación de la capacidad excedente y en el logro de la meta de inflación del 2% de manera sostenible”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.