El banco japonés MUFG asumirá más de 250 millones en pérdidas por culpa “de un cliente de EE.UU.”

MADRID,30 (EUROPA PRESS)

El banco japonés Mitsubishi UFJ Financial Group, la mayor entidad nipona, ha reconocido que MUFG Securities EMEA (MUSE) podría registrar pérdidas de unos 300 millones de dólares (255 millones de euros) como consecuencia de “un evento” en relación con un cliente de Estados Unidos.

De este modo, la firma japonesa podría unirse a la lista de damnificados por la liquidación de posiciones de un fondo estadounidense, que distintos medios han identificado como Archegos Capital Management, tras el incumplimiento del ajuste de márgenes exigido (‘margin call’) por los brokers.

“MUSE está evaluando el alcance de las pérdidas potenciales y su impacto en los resultados. La actual estimación de pérdidas ronda los 300 millones de dólares”, explicó la firma financiera, advirtiendo de que esta cifra puede variar en función de cómo se desarrolle el proceso y de las fluctuaciones de precios en los mercados.

No obstante, la entidad japonesa subrayó que estas pérdidas potenciales no tendrán impacto sobre la capacidad de negocio o la solidez financiera de MUSE ni de su matriz Mitsubishi UFJ Securities Holdings (MUSHD).

Este lunes, la firma japonesa de corretaje Nomura Holdings y el banco suizo Credit Suisse advirtieron en sendos comunicados de que podrían asumir pérdidas considerables a consecuencia de la venta precipitada de activos para deshacer posiciones tras los incumplimientos de un fondo de cobertura estadounidense.

En el caso de la nipona, esta indicó que una de sus filiales en Estados Unidos podría registrar “una pérdida significativa derivada de transacciones con un cliente de EE.UU.” contra el que reclama unos 2.000 millones de dólares (1.697 millones de euros), aunque esta cifra está sujeta a cambios dependiendo del resultado de la liquidación de posiciones y las fluctuaciones en los precios de mercado.

De su lado, Credit Suisse alertó de que el incumplimiento de un ‘hedge fund’ estadounidense del ajuste de márgenes exigido (‘margin call’) por Credit Suisse y otros bancos llevó a las entidades a salir de estas posiciones.

“Si bien en este momento es prematuro cuantificar el importe exacto de la pérdida resultante de esta salida, podría ser muy importante y material para nuestros resultados del primer trimestre, a pesar de las tendencias positivas anunciadas en nuestro comunicado comercial a principios de este mes”, reconoció la entidad suiza.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.