El comercio cree que la caída de ventas no se recuperará este año pese a las vacunas y al turismo

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El sector del comercio considera que la caída de ventas derivada de la crisis sanitaria del Covid-19 no se recuperará este año pese a la campaña de vacunación y al turismo, según ha señalado el portavoz de la Confederación Española de Comercio (CEC) y secretario general de la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE), Carlos Moreno-Figueroa.

“La caída de la facturación que hemos tenido en general el año pasado no se va a recuperar a lo largo de este año pese a la extensión de vacunación y del turismo. Hay muchos comercios que han cerrado y las ayudas que se aprobaron siguen sin llegar y son insuficientes”, ha señalado.

En concreto, según el presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), Eduardo Zamácola, ha indicado que este sector cerró 2020 con una caída de las ventas del 40% en un contexto de promociones “tremendamente agresivas” y con márgenes “inexistentes”.

Ya en 2021, enero registró una caída de ventas del 53% debido al impacto de la tercera ola de la pandemia y el temporal Filomena, mientras que en febrero marzo y abril se registraron descensos en la facturación por encima del 30%.

“Damos por perdida la temporada de verano”, ha asegurado Zamácola, quien ha añadido además que es “absolutamente impensable” volver a las plantillas existentes antes del inicio de la pandemia.

Por otro lado, el comercio ha advertido de que limitar a 1.000 euros el pago en efectivo puede perjudicar “seriamente” la recuperación del consumo y ha considerado que no es el momento de adoptar medidas de este tipo que van en dirección contraria a las promovidas en Europa.

Así lo han puesto de manifiesto la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), la Confederación Española de Comercio (CEC), la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex) y la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE) después de que el Congreso de los Diputados aprobara ayer la Ley contra el Fraude, que rebaja la limitación del pago en efectivo para determinadas operaciones económicas desde los 2.500 hasta los 1.000 euros.

En su opinión, el límite de 1.000 euros a los pagos en efectivo que el proyecto de Ley de lucha contra el fraude fiscal pretende introducir supone un “ataque directo” al medio de pago utilizado mayoritariamente en España.

En concreto, según datos del Banco Central Europeo (BCE), el 83% de las operaciones de compra son en efectivo, diez puntos más que la media europea y representan el 60% de todo el volumen de las ventas del sector del comercio, con más de un 40% de los españoles que considera muy importe el acceso y el uso de efectivo.

El sector del comercio afirma que el dinero en efectivo es un medio de pago emitido y garantizado por los estados, por lo que “no se puede poner bajo sospecha de delito el uso de la moneda en curso legal por parte de los ciudadanos”.

“Es una medida inoportuna que puede incidir negativamente en la recuperación del sector del comercio, uno de los más perjudicados por la pandemia”, ha señalado el director general de Anged, Javier Millán-Astray, quien ha denunciado la pérdida de cerca de 60.000 empleos en el último año, en el que las tiendas han estado cerradas un mínimo de 90 días y un hasta 225 días en algunas comunidades autónomas.

Millán-Astray ha pedido al Ministerio de Hacienda que reconsidere esta medida para que en la actualidad no se ponga en práctica y se tenga en cuenta en el momento de recuperación económica.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.