El comercio electrónico se ha acelerado cinco años como consecuencia de la pandemia

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El comercio electrónico se ha acelerado cinco años como consecuencia de la pandemia, según el análisis realizado por DPDgroup, grupo del que forma parte Seur, sobre las tendencias ‘ecommerce’ durante 2020.

El director de Clientes, David Sastre, ha indicado que el «comercio electrónico ha sido de los pocos sectores que ha crecido en 2020». «Su fuerza ha sido tal que estimamos que se ha acelerado de tres a cinco años como resultado de la pandemia», ha avanzado.

El análisis muestra que la categoría de productos de alimentación ha sido la ganadora indiscutible durante todo el 2020, ya que de marzo a diciembre del año pasado la adquisición de alimentos y productos frescos a través de Internet aumentó en Europa en un 95%.

Respecto a otras categorías, se produjo un incremento del 61% en las compras de dispositivos electrónicos y tecnología, en contraposición a la disminución que sufrieron las ventas ‘online’ en el sector de la moda, mientras que la cosmética, muebles y decoración y material deportivo también vivieron un incremento sustancial.

En el contexto de la crisis de salud, la frecuencia general de compras ‘online’ aumentó y, a medida que los compradores se acostumbraron a comprar más por Internet, mostraron una mayordisposición a descubrir nuevas tiendas ‘online’ locales y nacionales.

Los métodos de entrega también se vieron afectados por la crisis sanitaria, ya que, con muchas tiendas cerradas, la entrega a domicilio experimentó una demanda sin precedentes, al igual que la entrega en ‘lockers’ en algunos países europeos.

La crisis sanitaria también ha conllevado un aumento inesperado de los compradores por Internet de mayores de 55 años, los denominados ‘eshopper seniors’. Se trata de un perfil que ya existía antes de la pandemia, según el Eshopper Barometer de 2019, pero cuyo impacto en este sector hasta el año pasado era casi residual.

Se caracterizan por tener mayor poder adquisitivo y evidencian una forma más tradicional a la hora de comprar ‘online’, predominando el uso del ordenador para realizar sus compras, dejando de lado otros dispositivos como los móviles o las tablets. Además, es menos probable que abandonen un carrito de compra que han preparado previamente, y son los que más se decantan por recibir sus compras en el domicilio.

Por otro lado, si en 2019 el 70% de los ‘eshoppers’ regulares europeos consideraba que marcas y compañías tenían que ser más responsables con el medio ambiente, esta exigencia se ha extendido aún más durante 2020. De hecho, cada vez son más los consumidores europeos que están dispuestos a cambiar a una tienda ‘online’ que ofrezca diferentes opciones de entrega sostenible.

Por otro lado, el análisis muestra que se ha producido un incremento del consumo consciente, lo que se ha traducido en un fuerte crecimiento del mercado de segunda mano y en una mayor atención a la reciclabilidad del producto, lo que demuestra una vez más la importancia de que todos los actores del comercio electrónico otorguen a la sostenibilidad la atención que claramente merece.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.