El consumo de cemento crece un 17% en mayo, hasta las 1,33 millones de toneladas

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El consumo de cemento creció el pasado mes de mayo un 16,9%, hasta las 1,33 millones de toneladas, comparado con el mismo mes del año pasado, cuando la actividad se redujo a mínimos históricos por el confinamiento estricto decretado para frenar la expansión del coronavirus.

En el acumulado del año, la caída todavía es del 4,2% respecto a los mismos cinco meses de 2019, cuando la actividad todavía estaba normalizada y no había sufrido el impacto que un año más tarde generaría la crisis sanitaria, según los datos publicados por la agrupación de fabricantes de cemento española Oficemen.

“No tendremos una imagen fiable de la evolución real del sector para este año hasta después del verano”, asegura el presidente de Oficemen, Víctor García Brosa, que recuerda que el consumo hasta mayo todavía es inferior en 260.000 toneladas respecto a una situación normal.

No obstante, respecto a los primeros cinco meses de 2020, el consumo es ya un 21,3% superior por el efecto rebote, aunque tres puntos menos que las cifras registradas el mes pasado, lo que indica que ya se van reabsorbiendo los elevados crecimientos del inicio del año por su comparación con la situación de confinamiento estricto de 2020.

En lo que respecta al dato de año móvil –de junio del año pasado a mayo de 2021–, la tasa de variación se sitúa en un crecimiento del 7,2%, con un volumen de consumo absoluto acumulado en los últimos 12 meses de 14,4 millones de toneladas, 962.396 más que en el período precedente.

Las exportaciones, aunque continúan creciendo, lo han hecho de manera mucho más moderada en el mes de mayo, con un incremento del 1,5%, que ha permitido alcanzar las 575.000 toneladas, en un contexto, además, de caída de las importaciones.

En el acumulado anual, se han superado las tres millones de toneladas exportadas en estos cinco meses, mientras que en datos de año móvil el crecimiento se sitúa en el 23%, con valores absolutos por encima de los siete millones de toneladas, frente a los 5,7 millones del período anterior.

García Brosa también advierte de que, una vez desaparezca la coyuntura derivada de la pandemia, habrá que estar atento al contexto de los elevados costes de emisión de CO2, que en los meses de mayo y junio alcanzaron cifras récord de 52 euros por tonelada, por lo que pide medidas de ajuste en frontera para que esto no afecte al sector nacional y comunitario.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.