El déficit por cuenta corriente se multiplica por más de ocho en el primer trimestre, hasta los 3.600 millones

El superávit del turismo se dispara hasta los 7.800 millones, pero los ingresos aún están 18 puntos por debajo del nivel de 2019

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un déficit de 3.600 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que supone multiplicar por más de ocho los 400 millones registrados hace un año, a pesar del avance del superávit del turismo, según los datos del Banco de España publicados este viernes.

Este resultado es consecuencia de la ampliación del déficit de bienes, que aumentó hasta los 14.000 millones de euros, desde los 1.500 millones de un año antes, debido a un aumento mayor de las importaciones que de las exportaciones (36% y 20% en tasa interanual, respectivamente).

- Publicidad-

Esta evolución se vio parcialmente contrarrestada por el mayor superávit de los servicios, debido sobre todo a la mejora del superávit turístico, que pasó de 500 millones en el primer trimestre de 2021 a 7.800 millones en el mismo trimestre de este año.

A pesar de esta mejora de la balanza del turismo tras el fin de la mayoría de las restricciones derivadas del Covid, los ingresos del sector representan el 82% de los niveles del mismo trimestre de 2019, antes de la pandemia, mientras que los gastos están al 41% del nivel registrado en ese momento.

Por su parte, los servicios no turísticos también mejoraron su saldo hasta los 4.900 millones, frente a los 3.300 millones del primer trimestre del año precedente.

Asimismo, la renta primaria registró un saldo de 1.100 millones, muy similar a los 1.200 millones de un año antes, mientras que el déficit de la renta secundaria se redujo ligeramente hasta los 3.500 millones (3.800 millones en el primer trimestre de 2021). Finalmente, la cuenta de capital arrojó un superávit de 1.500 millones, 400 millones más que un año antes.

De esta forma, la necesidad de financiación de España, medida por el saldo conjunta de las cuentas corriente y de capital, alcanzó los 2.200 millones en el primer trimestre, frente a la capacidad de financiación de 700 millones registrada en el mismo trimestre del año anterior. En términos acumulados de cuatro trimestres, la capacidad de financiación alcanzó los 19.400 millones (el 1,6% del PIB), superior a los 13.500 millones acumulados hasta el primer trimestre de 2021 (el 1,2% del PIB).

DEUDA EXTERNA BRUTA EN EL 189% DEL PIB

La posición de inversión internacional neta de España, que refleja el valor y la composición del saldo de los activos y pasivos financieros de la economía española frente al resto del mundo, presentó un saldo negativo de 824.700 millones de euros en el primer trimestre, el 66,8% del PIB, frente a los 847.900 millones del año anterior, el 70,4% del PIB.

Por último, la deuda externa bruta de España se situó en 2,34 billones de euros en el primer trimestre de este año, el 189,5% del PIB, frente a los 2,39 millones de hace un año (el 193,3% del PIB). El Banco de España destaca, por tanto, que continua la “senda de corrección” observada en 2021, pero aún no ha llegado a recuperar el nivel prepandemia del 169,6% del PIB observado a finales de 2019.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.