El desempleo mundial seguirá por encima de los 200 millones en 2022, frente a los 187 millones de 2019

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El número de desempleados a nivel mundial se mantendrá este año en 220 millones a pesar de la recuperación económica prevista, en línea con la cifra del año pasado y frente a los 187 millones de 2019, según ha señalado la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que prevé un descenso hasta los 205 millones de parados en 2022.

Según las proyecciones de la organización, cabe esperar que a partir del segundo semestre de 2021 se inicie una recuperación paulatina y desigual de la economía mundial, impulsada por los avances en la vacunación y el gasto presupuestario a gran escala, aunque subraya que la mayor parte de estos efectos positivos seguirán teniendo un alcance geográfico limitado si no se acuerdan medidas internacionales tanto en la distribución de las vacunas como en las ayudas económicas, incluido el alivio de la deuda.

De este modo, se prevé que la recuperación se traduzca en la creación neta a nivel mundial de 100 millones de puestos de trabajo en 2021 y de otros 80 millones en 2022.

Sin embargo, la organización advierte de que el crecimiento previsto del empleo será demasiado débil para ofrecer suficientes oportunidades a quienes perdieron su ocupación o abandonaron la fuerza de trabajo durante la pandemia y a las cohortes más jóvenes que se incorporan al mercado laboral.

Asimismo, estima que la destrucción de empleo entre los trabajadores asalariados será mayor que en el caso de los trabajadores por cuenta propia, provocando un cambio en la estructura del empleo.

“Para colmo de males, se espera que muchos de los empleos recién creados sean poco productivos y de mala calidad”, añade la organización, alertando de que estas “lamentables” previsiones dificultan aún más el objetivo de erradicar la pobreza de aquí a 2030.

Por otro lado, la OIT señala que es probable que haya menos puestos de trabajo de los que se habrían creado sin la pandemia. En concreto, calcula que el déficit mundial de puestos de trabajo inducido por la crisis se situará en 75 millones en 2021 y en 23 millones en 2022.

El correspondiente déficit de horas de trabajo en 2021 asciende al 3,5%, lo que equivale a 100 millones de empleos a tiempo completo.

Tal y como había indicado el pasado mes de enero, la OIT calcula que en 2020 se perdió el 8,8% del total de horas de trabajo, el equivalente a las horas trabajadas en un año por 255 millones de trabajadores a tiempo completo.

En relación a 2019, el empleo total se redujo en 114 millones detrabajadores ya fuese porque estos se quedaron sin trabajo o porque abandonaron la fuerza de trabajo. Si no hubiera habido pandemia, la OIT calcula que se habrían creado unos 30 millones de nuevos puestos de trabajo en 2020 en todo el mundo.

En conjunto, estas pérdidas significan que el déficit mundial del empleo aumentó en 144 millones de puestos de trabajo en 2020, lo que acentuó aún más la escasez de oportunidades de empleo que ya existía antes de la pandemia.

En cuanto a 2021, el déficit de horas de trabajo totales fue del 4,8% en el primer trimestre, equivalente a unos 140 millones de empleos, mientras que en el segundo trimestre se ha reducido hasta el 4,4%, equivalente a unos 127 millones de empleos, “lo que pone de manifiesto, a medida que se acerca el final del primer semestre de 2021, que la crisis está lejos de haber terminado”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.