Ucrania pide más armas para repeler el ataque en el este y temen quedarse sin municiones

Se cumplen 47 días desde que arrancase la guerra de Rusia contra Ucrania y el presidente ucraniano, Volodomir Zelenski se ha mostrado confiado en que la invasión, que asegura, cada día es más tóxica, esté cerca de llegar a su fin, al tiempo que está borrando poco a poco a Rusia de las relaciones internacionales. Según el político, ahora es sólo cuestión de tiempo que el ejército ruso, con sus propias acciones y crímenes de guerra, obligue a todo el mundo a renunciar a todo vínculo con la Federación Rusa.

Zelenskiy denuncia cómo la actuación del ejército ruso incluso, en el momento de la retirada, puede constituir crímenes de guerra Y ha denunciado que han dejado minas esparcidas por todos lados.

Mientras, continúa la ofensiva incluso, sobre el enclave estratégico de Mariupol, que según Zelenskiy ha sido destruido, pero los rusos no dejan su ofensiva. Mientras, las fuerzas ucranianas han señalado que se preparan para “la última batalla” por la ciudad, ya que prevén quedarse sin municiones. Por su parte, las autoridades del país investigan la acusación de sus tropas de que habían sufrido un ataque con armas químicas rusas en Mariupol.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.