El fundador de Clicars pide que la economía no deje de buscar al cliente por centrarse en los fondos europeos

Fernández cree que la adopción del coche eléctrico será más lenta de lo que se espera

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Pablo Fernández Álvarez, cofundador de Clicars, ha señalado este lunes que ve «un peligro» de «cambio de foco» por la irrupción de los fondos europeos que podrían motivar que los equipos de las empresas se dediquen a «hacer el proyecto subvencionable en vez hacer el proyecto que añada valor a los clientes».

Fernández ha puntualizado en un encuentro digital organizado por Europa Press que considera que los fondos «a nivel macro son algo bueno», pero su empresa no los solicitará por «los tiempos y la agilidad» que implica el tratamiento con la Administración, pese a que cree que cumplirían los requisitos.

Asimismo, ha señalado que, en su «humilde opinión», una alternativa mejor a los fondos sería bajar los impuestos. No obstante ha identificado como oportunidades de inversión la red de carga de vehículos o mejorar la inversión en baterías con mejor capacidad de almacenaje.

EL FUTURO POSCOVID

En cuanto a las tendencias de futuro, Fernández ha indicado que cree que el cambio general al coche eléctrico será más lento de lo que se espera.

El fundador de la ‘startup’ de venta en línea de vehículos de segunda mano ha subrayado el alto coste actual y la confusión del cliente sobre las prestaciones del vehículo como alguno de los problemas.

En esta línea, ha señalado que hasta que haya una red de recarga más fuerte «será interesante el modelo híbrido». El cofundador de Clicars también ha vaticinado la vuelta de «ciertas tendencias preCovid» como el ‘car sharing’ o los modelos de suscripción y pago flexibles.

Para el directivo de la ‘startup’, la pandemia ha demostrado la necesidad de que las empresas sean cada vez más adaptables porque los cambios de hábito de los consumidores «van a ser más dramáticos».

Asimismo, ha señalado que el vehículo «va a seguir siendo una de las grandes compras de los españoles», pese a que reconoce la existencia de una tendencia a no poseer un coche propio entre los menores de 30 años.

EL IMPACTO DE LA PANDEMIA

La compañía, que en cinco años ha facturado de forma acumulada 170 millones de euros y cuenta con más de 400 empleados, se ha visto beneficiada por el acelerado cambio de hábitos impulsado por la pandemia que ha hecho que su cliente medio envejezca y que le llevó a vender uno de cada diez coches en España durante el comienzo del confinamiento.

«La gente ha perdido un poco el miedo (al comercio electrónico) y aunque volvamos a un mundo posCovid creo que esas tendencias van a estar ahí», ha predicho.

Entre los cambios de tendencia, Fernández ha apuntado también al número creciente de menores de 35 años que se ha comprado un coche para evitar usar el transporte público, así como personas que han adquirido un vehículo con vistas a hacer turismo nacional.

Asimismo, ha destacado que, pese a estar en crisis económica, esta no es equitativa, por lo que hay sectores que no se han visto afectados económicamente por la pandemia que cuentan con efectivo ahorrado para acometer una compra importante, como puede ser un vehículo.

De cara al futuro de la compañía, Fernández ha señalado que el objetivo es que haya «cero complacencia» y «seguir obsesionado con dar la mejor experiencia de cliente» para que «no aparezca otro Clicars» que desbanque a la empresa, como ellos hicieron con los jugadores tradicionales del sector.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.