El G7 convoca una reunión de urgencia para estudiar el impacto de la variante ómicron

El G7 se reúne de urgencia este lunes para abordar la situación, ante la variante ómicron del coronavirus. El Gobierno del Reino Unido ha convocado a los ministros de Sanidad de las economías más desarrolladas, para abordar la situación. Bajo la presidencia de turno británico, los responsables sanitarios estudiarán la situación mientras los expertos estudian y tratan de averiguar el impacto que tendrá la nueva variante en la lucha por erradicar la pandemia.

En un contexto en el que La Organización Mundial de la Salud advierte que aún no está claro si la nueva variante del coronavirus, la Ómicron es más transmisible en comparación con otras, o si causa una enfermedad más grave. Para saberlo, habrá que esperar días o semanas. Según la OMS, los datos preliminares sugieren que hay un aumento de las tasas de hospitalización en Sudáfrica, pero esto puede deberse al aumento del número total de personas que se infectan, más que a un resultado de la infección específica con Ómicron. Sin embargo, en un comunicado, la agencia ha reiterado que las pruebas preliminares sugieren que puede haber un mayor riesgo de reinfección por la variante. Por otra parte, la OMS asegura que los técnicos trabajan para entender el impacto y la respuesta que ofrece la variante contra las vacunas y otras medidas desarrolladas para atajar el COVID 19. Señala además, que de momento, no hay información que sugiera que los síntomas asociados a Ómicron sean diferentes de los de otras variantes. Por otra parte, las pruebas PCR las siguen detectando.

Países Bajos informó este domingo de al menos 13 de los 61 pasajeros que dieron positivo el viernes de un total de 624 pasajeros que aterrizaron en Ámsterdam procedentes de Sudáfrica se contagiaron con la nueva variante. Un portavoz del Instituto de Salud Pública (RIVM) detalló que, en una serie de pruebas rápidas, «se encontró una anomalía en la llamada proteína de pico, que indica que se trata de una variante anormal del virus» y que fue esto lo que llevó a «sospechar que era la ómicron».

Ante la rápida propagación de este subtipo del virus de Wuhan, que ya mantiene en vilo a medio mundo, el RIVM ha instado a los viajeros que desde el pasado lunes hayan regresado de algún país del sur de África a hacerse una prueba, incluso si no presentan síntomas de covid-19 e independientemente de si están o no vacunados. Paralelamente, las autoridades neerlandesas tratan de localizar a aproximadamente 5.000 pasajeros llegados a lo largo de la última semana de Botsuana, Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia, Zimbabue o Sudáfrica, para someterlos a una prueba, países clasificados como «áreas de muy alto riesgo».

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.