El Gobierno de Argentina inhabilita a 12 empresas cárnicas por especular en el mercado

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina ha inhabilitado la operación de 12 empresas exportadoras de carne por haber realizado movimientos especulativos en el mercado cárnico e incluso crear una red de empresas fantasma fuera del país para facturar en ‘negro’.

Según informa el Ministerio este lunes, en el último viernes suspendió la actividad de exportación de seis firmas por irregularidades tales como no liquidar sus divisas en Argentina o haber consignado domicilios falsos, entre otras imputaciones.

Estas compañías comercializaron casi 7.000 toneladas de carne, lo que supone el 21% del volumen exportado por empresas que no tienen planta de procesamiento propia. Asimismo, la cartera de Agricultura ha notificado que existen otras cinco firmas que han sido “intimidadas” a presentar los requisitos solicitados por el Ejecutivo. Adicionalmente, el Ministerio se ha incautado de más de 220.000 kilos de carne.

Hace dos semanas, el Gobierno decretó la suspensión por 30 días la exportación de carne vacuna como medida para contener la inflación exacerbada en este producto.

Entre abril de 2020 y abril de 2021, el precio de la carne vacuna ha registrado un crecimiento del 65,3%, de acuerdo con el último informe del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (Ipcva), lo que supone un nivel superior al de la inflación acumulada en un año (46,3%).

Según el Gobierno, la causa de esta escalada de precios podría deberse a los movimientos especulativos en este mercado. En concreto, a las maniobras que impiden al Estado recaudar dólares que en vez de ser declarados en Argentina lo son en otros mercados como Urugay. La trama diseñada por las empresas se basaba en un sistema de facturación falsa a través de empresas fantasma con domicilios fuera de Argentina.

Así, si el precio total de un pedido de exportación de carne era de 4.400 dólares (3.597 euros) por tonelada, el precio de la factura era 3.400 dólares (2.780 euros). La diferencia de 1.000 dólares (820 euros) se quedaba en un mercado externo, como Uruguay, para posteriormente entrar en Argentina mediante diferentes fórmulas que podían generar beneficios de hasta 80.000 pesos (690 euros) por tonelada.

Todo ello desembocaba en un aumento del beneficio que generaba unos precios más altos en el mercado, obligando al resto de la competencia a ofertar por precios mayores. Estos incrementos se trasladaban después al precio de la carne en los puntos de venta.

“Vale destacar que el trabajo realizado a través del registro nos ha permitido tener una descripción exhaustiva de las firmas, y detectar inconsistencias que perjudican a normal desarrollo de la actividad. Con estas acciones conjuntas se busca eliminar la competencia desleal en el mercado de exportación de carne congelada, que también era un pedido de todo el sector”, ha resaltado el director de Control Comercial Agropecuario, Luciano Zarich.

Asimismo, Agricultura también ha notificado la incautación de 1.087 cajas de carne congelada que pertenecen a la empresa Alpha Estudio Aduanero, la cual ha sido suspendida del Registro Único de la Cadena Agroalimentaria por varias irregularidades detectadas y otras 28 cajas de carne congelada pertenecientes a la firma Agrop Negocios, por un total de 26.083 kilos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.