El Gobierno pone en valor la recuperación del empleo, frente al recorte del PIB del Banco de España

La portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha defendido la buena marcha en la recuperación del empleo en España tras el impacto de la crisis de la Covid-19, frente al recorte en las previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para 2021 y 2022 anunciado por el Banco de España.

Así lo ha puesto en valor la portavoz del Gobierno en la rueda de prensa tras del Consejo de Ministros Extraordinario que se ha celebrado este viernes, el mismo día en el que el Banco de España ha actualizado sus previsiones macroeconómicas que reflejan un empeoramiento de las perspectivas para el crecimiento económico de España de cara a 2021 y 2022 respecto a lo previsto anteriormente.

En concreto, el organismo que encabeza Pablo Hernández de Cos ha recortado su previsión de crecimiento de la economía española al 4,5% para este año, 1,9 puntos menos que en sus anteriores estimaciones de septiembre, y prevé que se sitúe en el 5,4% en 2022, cuatro décimas menos respecto a la previsión anterior.

“Todas las previsiones económicas son previsiones, pero hay otras cuestiones que sin duda denotan la recuperación económica y en todas las previsiones económicas quedan patentes, que son los hechos”, ha remarcado la portavoz.

En este sentido, la portavoz ha hecho referencia a que estos “hechos” a día de hoy son el incremento a la afiliación a la Seguridad Social y que el país ha recuperado empleo con indicadores del año 2008.

“Y esa es la senda por la que quiere transitar este Gobierno, la senda que nos impulsa a seguir trabajando cada día con entusiasmo por recuperar el crecimiento económico y el futuro del país, por garantizar una transformación y modernización con una recuperación justa”, ha recalcado.

MOTIVOS DE LA REBAJA DEL PIB DEL BANCO DE ESPAÑA

El recorte tan drástico del Banco de España se produce después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) revisara a la baja la cifra de crecimiento del PIB del segundo trimestre –desde el 2,8% hasta el 1,1%– y estimara de forma provisional un aumento del 2% para el tercero. Sin embargo, el INE no descarta tener que ajustar este último dato al alza el próximo 23 de diciembre, tras constatar una mejora de los indicadores.

Además, la rebaja también estaría justificada por el alza de los precios energéticos y por los cuellos de botella en la oferta, además de por el aumento en las cifras de contagios por Covid-19, que estarían ralentizando la evolución de algunos indicadores en el último trimestre del año, y por los retrasos en la implementación de los proyectos asociados al programa ‘Next Generation EU’, según ha destacado el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce.

Este empeoramiento de las perspectivas del Banco de España se suma a los recortes de previsiones ya comunicadas por otros organismos y entidades, como la Comisión Europea, la AIReF, el Panel de Funcas o el Consejo General de Economistas.

A pesar de la rebaja del crecimiento que llevó a cabo el INE en el segundo trimestre, el Gobierno mantiene su cuadro macroeconómico, con el que elaboró los Presupuestos Generales del Estado para 2022, en el que prevé un crecimiento para este año del 6,5% y del 7% para 2022, cifras cada vez más alejadas del consenso de mercado.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.