El Gobierno pretende aprobar la reforma del marco concursal antes de junio para que vea la luz a final de año

Contempla la creación de una nueva ley de Creación y Crecimiento Empresarial y de startups

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Gobierno prevé la aprobación del proyecto de ley para la reforma del marco concursal por parte del Consejo de Ministros en el segundo trimestre de 2021, estimando para final de año el preceptivo visto bueno por parte de las Cortes, según se desprende del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido a Bruselas.

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, aseguró este miércoles en rueda de prensa para explicar los detalles del Plan que desde el Gobierno siguen trabajando para la reforma de la ley concursal con el objetivo de tenerla “encarrilada” antes de que termine la moratoria extraordinaria a final de año. “Es algo prioritario para los próximos meses”, remarcó.

Con la reforma de la Ley Concursal se pretende transponer la Directiva (UE) 2019/1023 sobre marcos de reestructuración preventiva, exoneración de deudas e inhabilitaciones, y sobre medidas para aumentar la eficiencia de los procedimientos de reestructuración, insolvencia y exoneración de deudas.

Según especifica el Ejecutivo, se establecerá un procedimiento de segunda oportunidad para personas naturales “más eficaz”, que permita una exoneración de las deudas sin liquidación previa.

Asimismo, se introducirán los planes de reestructuración exigidos por la Directiva (UE) 2019/1023 de insolvencia, como un nuevo instrumento pre-concursal que mejora la eficacia de los instrumentos pre-concursales actualmente aplicables, con el objeto de prevenir la insolvencia y el concurso subsiguiente.

También se contempla el establecimiento de un procedimiento especial para las micropymes que reduce la duración y el coste y que se tramitará íntegramente por medios electrónicos.

LEY DE CREACIÓN Y CRECIMIENTO EMPRESARIAL, A FINALES DE 2022

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia contempla en su Componente 13 el ‘Impulso a la Pyme’, que incluye reformas e inversiones orientadas a facilitar la creación de empresas, su crecimiento y su restructuración, a mejorar el clima de negocios, así como a seguir impulsando procesos de aumento de productividad mediante la digitalización, la innovación y la internacionalización.

En este sentido, el Gobierno prevé abordar reformas normativas para mejorar el clima de negocios de las pymes e impulsar el emprendimiento, incluyendo una nueva ley de creación y crecimiento empresarial, así como una Ley de startups.

En concreto, el Ejecutivo quiere abordar una importante modernización del marco concursal, con el fin de agilizar los procedimientos, facilitar las soluciones negociadas y tratar de minimizar la destrucción de valor para el conjunto de la economía.

Para ello, se aprobarán una nueva Ley de creación y crecimiento empresarial, un Real Decreto que incorpora el test de proporcionalidad de la regulación sobre el acceso a profesiones y su ejercicio, una Ley que modifica tres textos legislativos relacionados con el ejercicio profesional de la Abogacía y la Procura y una reforma de la Ley Concursal.

En cuanto a la nueva ley de Creación y Crecimiento Empresarial, el Gobierno espera reciba el visto bueno del Consejo de Ministros a finales de este año, si bien recibiría luz verde por parte de las Cortes a finales de 2022.

Según ha explicado el Gobierno en el Plan de Recupración, con el fin de impulsar la creación de empresas y el emprendimiento, la nueva Ley de Creación y Crecimiento Empresarial simplificará los trámites para la constitución de una empresa, digitalizando todo el proceso.

LEY DE STARTUPS Y FONDO PÚBLICO-PRIVADO PARA TECNOLOGÍAS DISRUPTIVAS

Además, se plantea la Estrategia España Nación Emprendedora, que contempla un conjunto de instrumentos para apoyar el emprendimiento innovador, incluyendo una Ley de startups, para crear un marco favorable para la constitución y crecimiento de empresas emergentes altamente innovadoras, y un fondo público-privado Next-Tech para escalar las startups en tecnologías disruptivas, que será financiado a partir de 2022 mediante los créditos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

Con la Ley de startups se pretende establecer las reformas fiscales y de cotizaciones a la Seguridad Social a modo de incentivos que favorezcan y faciliten el desarrollo de estas firmas, así como la atracción de emprendedores e inversores extranjeros, compatibles con los objetivos de consolidación fiscal.

En cuanto a las redes de apoyo a empresas, la principal dificultad radica en la necesidad de lograr una acción consensuada y coordinada de varios departamentos ministeriales, así como de las comunidades autónomas con importantes competencias en materia de pyme.

INVERSIÓN DE MÁS DE 4.800 MILLONES

Por su parte, se destinará una inversión de 4.894,35 millones del euros del mecanismo de Recuperación y Resiliencia, el 7% del conjunto del Plan, de los que 927,87 millones serán para 2021, otros 2.167,92 millones para 2022 y 1.822,79 millones para 2023.

La mayor parte de este dinero será destinado a la digitalización e innovación, con 3.508,986 millones, seguido de crecimiento de las empresas (498 millones); emprendimiento (367,795 millones) ; apoyo al comercio (317,719 millones) e internacionalización (201,85 millones).

El Gobierno ha explicado que el importante peso de las pymes, y particularmente de las micropymes en España, plantea retos específicos que deben abordarse para impulsar la competitividad de la economía española y fomentar el crecimiento y el empleo.

Entre ellos, cita la dificultad de acceso a la financiación para el emprendimiento, el crecimiento empresarial y la innovación; el muy pequeño tamaño que dificulta el aprovechamiento de economías de escala y la internacionalización; una elevada vulnerabilidad a shocks externos y bajas economías de escala que dificultan la inversión y la innovación.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.