El Gobierno transferirá próximamente los primeros 50 millones del Perte Chip para el proyecto de Intel

El Estado hará sus primeras inversiones en startups del sector el próximo año

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Telecomunicaciones y Ordenación de los Servicios de Comunicación Audiovisual, Arturo Azcorra, ha asegurado este miércoles que el Ejecutivo transferirá “próximamente” los primeros 50 millones de euros del Perte Chip para el proyecto de Intel y el Barcelona Supercomputing Center.

Esta anualidad para iniciar el proyecto, correspondiente a 2023, atañe al montante de dos años y medio de la serie de pagos anuales de 20 millones de euros que ha acordado el Gobierno con la tecnológica para su inversión de 400 millones de euros en un laboratorio de innovación en Barcelona.

- Publicidad-

Con este dato, Azcorra remarcaba el comienzo de la ejecución del Perte Chip, cuyo despliegue acelerará en 2023, durante el encuentro informativo ‘Perte de microelectrónica y semiconductores. Perte chip’ organizado por Europa Press y Deloitte, donde el secretario general ha recalcado que uno de los objetivos de este plan europeo es que el sector nacional crezca, ya que se trata de un “proyecto de país”.

Por su parte, Enrique Gutiérrez, socio director de Financial Advisory de Deloitte y colíder del Deloitte European Center for Recovery & Resilience, ha destacado la importancia de este programa de ámbito europeo. “Es algo histórico, es una oportunidad que no podemos desaprovechar”, declaraba.

EL DESPLIEGUE DEL PERTE

Asimismo, el comisionado del Perte de Microelectrónica y Semiconductores, Jaime Martorell, ha recordado la financiación de 1.250 millones de euros en el sector para 2023, dedicando 450 millones de euros a subvenciones y 800 millones de euros a préstamos. El comisionado también ha informado sobre la ‘Chip Act’, que se encuentra en fase de negociacion a nivel europeo, al mismo tiempo que ha apelado a la vuelta de los ingenieros españoles que trabajan en el extranjero en el sector.

Martorell ha desglosado alguna de las líneas para el próximo año del Perte, como serán la transferencia de fondos para Semys, la empresa pública dependiente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) que vehiculará parte del fondo. Esta sociedad podrá así ejecutar préstamos, aportaciones de capital o subvenciones para hacer crecer a las empresas españolas del sector.

Así, también ha puesto en valor la industria nacional existente y la capacidad científica en campos como la fotónica y ha destacado algunas otras convocatorias y manifestaciones de interés sobre la mesa para el próximo año, centradas en campos como los materiales, la fotónica o la creación de infraestructura científica.

Por su parte, el secretario general de Telecomunicaciones ha centrado su discurso en resaltar los avances realizados por el Perte hasta la fecha. Así, ha defendido que el proyecto va a buen ritmo y que se cumplen los compromisos “de acuerdo a lo previsto”, ya que de lo contrario Bruselas no liberaría el próximo pago.

Azcorra ha presentado tres planes. El primero hace hincapie en promover la conectividad de los medios rurales, al que se dedicarán 2.300 millones.

El segundo se centra en fomentar el uso del 5G, al que se inyectarán 2.000 millones de euros, los cuales se usarán en gran parte para financiar a las empresas que necesiten cobertura 5G. El tercer plan, al que se dedicarán 1.600 millones, tiene como objetivo convertir España en el hub audiovisual de Europa. Los tres planes en conjunto suman 5.900 millones de euros.

Para concluir, el secretario general, ha resaltado los éxitos que ha conseguido el Perte hasta el momento, como el laboratorio de Intel o la base de Cisco en Barcelona, primera en Europa.

Azcorra también ha recalcado que aunque la inversión prevista del Perte es de 1.250 millones para 2023, se trata de una cifra mínima, ya que la financiación puede verse incrementada.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.