El impago de la promotora china Fantasia se suma a la incertidumbre sobre Evergrande

La suspensión de Evergrande en la Bolsa de Hong Kong continúa por segunda sesión consecutiva

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La promotora china Fantasia Holdings ha confirmado que este lunes no pudo hacer frente a las obligaciones de pago del vencimiento de una deuda por importe de 205,65 millones de dólares (177 millones de euros), alimentando la incertidumbre que rodea al apalancado sector inmobiliario chino, cuyo máximo exponente es el gigante Evergrande, cuyas acciones se han mantenido suspendidas de negociación por segunda sesión consecutiva en la Bolsa de Hong Kong.

En un comunicado, Fantasia Holding, una promotora de tamaño medio y sin la dimensión de Evergrande, ha anunciado que “no hizo frente al pago” en la fecha de vencimiento (4 de octubre) de bonos por importe de 205,65 millones de dólares.

“La junta directiva de la empresa evaluará el impacto potencial en la posición financiera y la liquidez del grupo bajo esta circunstancia”, apuntó la firma china, cuyas acciones permanecen suspendidas de negociación a petición propia en la Bolsa de Hong Kong.

El ‘default’ de Fantasia Holding se suma a las preocupaciones desatadas por la situación del gigante inmobiliario Evergrande, cuya negociación sigue interrumpida desde ayer en el parqué hongkonés a la espera de información sobre una importante transacción.

En este sentido, la agencia china Caixian News, citando a fuentes conocedoras de la situación, informaba este lunes que su competidora Hopson Development Holdings estaría negociación la compra de alrededor del 51% de las acciones de Evergrande Property, adquiriendo así el control de la empresa, por unos 40.000 millones de dólares hongkoneses (4.428 millones de euros).

Evergrande reconoció a finales del pasado mes de agosto el riesgo de incurrir en impago ante las dificultades para obtener la liquidez necesaria por la suspensión de los trabajos en varios de los proyectos desarrollados por la compañía.

En su búsqueda de liquidez para afrontar los vencimientos de deuda, el gigante chino acordó la semana pasada la venta del 19,93% del banco chino Shengjing Bank por 9.993 millones de yuanes (1.312 millones de euros) que se emplearán para reducir su deuda.

En los seis primeros meses de su ejercicio, la compañía registró una caída del 28,9% del beneficio neto, hasta 10.499 millones de yuanes (1.375 millones de euros), mientras que la facturación se redujo un 16,5% respecto de la primera mitad de 2020, hasta 222.690 millones de yuanes (29.166 millones de euros).

Por otro lado, la firma china informó de que en el primer semestre su pasivo ascendía a 1,966 billones de yuanes (257.490 millones de euros), con una deuda de 571.775 millones de yuanes (74.886 millones de euros), incluyendo 240.049 millones de yuanes (31.439 millones de euros), el 42% del total, en deuda con vencimiento a corto plazo.

De su lado, la compañía contaba con liquidez o equivalentes por importe de 86.772 millones de yuanes (11.364 millones de euros), una cifra un 45% inferior a la contabilizada un año antes.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, aseguraba este lunes que “la exposición de los bancos y entidades europeas (a Evergrande) es relativamente reducida”, aunque apuntó que la situación de la firma china sirve para poner de manifiesto los riesgos derivados del apalancamiento.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.