El Ministerio de Ciencia cofinancia el proyecto de vinos ‘Vintae’ para elaborar espumosos en La Rioja

LOGROÑO, 8 (EUROPA PRESS)

La delegada del Gobierno, María Marrodán Funes, se ha trasladado este martes a Villaverde de Rioja para conocer el Proyecto de investigación, que está cofinanciado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, para elaborar vinos espumosos utilizando el método ancestral, a partir de uva de viñedos de altura en La Rioja, que desarrolla el departamento de I+D+i de la Compañía de Vinos ‘Vintae’, dirigido por el doctor en Enología Pedro Balda.

Junto a Marrodán Funes y Balda, han participado en la visita a los viñedos experimentales el consejero de Desarrollo Autonómico, José Angel Lacalzada Esquivel, la directora general de Reindustrialización, Innovación e Internacionalización, Nathalie Beaucourt Le Barzic, y el alcalde de Villaverde de Rioja, Antonio Garza Trasobares.

La semana pasada, el Consejo de Administración del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), Entidad Pública Empresarial adscrita al Ministerio de Ciencia e Innovación, aprobó 116 nuevos proyectos de I+D+I con un presupuesto total de 84 millones de euros, de los que el CDTI aportará 64,09 millones de euros. El número de operaciones aprobadas por el CDTI son 130 y todas las ayudas pertenecen a la modalidad de préstamos.

Entre ellos, se ha aprobado la cofinanciación con 182.358 euros del proyecto pionero que desarrolla Vinos ‘Vintae’, el cual tendrá como resultado que se elaboren los primeros espumosos de estas características en nuestra comunidad.

Marrodán Funes ha destacado que “el Gobierno de España es consciente de la importancia estratégica de ciertos sectores, como la viticultura. La política de innovación se perfila como un eje fundamental para el Ejecutivo nacional, quien ha mostrado su compromiso para impulsar de forma decidida la I+D+I”.

En este sentido, la delegada del Gobierno en La Rioja ha añadido que “el objetivo es apoyar y ayudar a las empresas a poner en marcha su innovación a través de ayudas y acciones de apoyo a estas actividades y, al mismo tiempo, favorecer la recuperación económica. Apostar por la innovación, como lleva a cabo Vintae, es apostar por el futuro del sector y de La Rioja”.

MÉTODO ANCESTRAL

La Compañía de Vinos ‘Vintae’ está embarcada en un proyecto de investigación para elaborar vinos espumosos utilizando el método ancestral, a partir de uva de viñedos de altura en La Rioja. Con un perfil muy respetuoso con la uva y una elaboración de mínima intervención, estos vinos serán capaces de transmitir el carácter del terroir, además de ser los primeros espumosos de estas características en La Rioja.

La elaboración de vinos espumosos de Rioja es una de la principales líneas de investigación del Departamento de I+D+i de la Compañía de Vinos Vintae, que dirige el Doctor en Enología Pedro Balda. El proyecto de espumosos de Vintae tiene ya un recorrido de casi una década y en la añada 2015 se hizo la primera elaboración, en aquel momento utilizando el método tradicional o champenoise y con uva procedente de la zona del Alto Najerilla.

Paralelamente a la investigación en bodega, Vintae ha desarrollado un viñedo experimental en la zona de Villaverde, fuera de los límites de la DOCa Rioja. Se trata de dos hectáreas de un viñedo plantado en cordón vertical, con un tutor en cada cepa, en el que se está estudiando la adaptación al terreno y al clima de variedades minoritarias locales como la Tempranillo Blanco, Turruntés, Garnacha Blanca o Maturana Blanca, entre otras, y otras variedades de referencia internacional como son Pinot Noir y Chardonnay.

El siguiente paso en la investigación es conseguir elaborar espumososancestrales, también conocidos como “pét-nat” (o pétillant naturel), a partir de las uvas de esa plantación experimental. La principal diferencia entre estas dos formas de elaborar espumosos está en el momento del embotellado. Mientrasque en el método tradicional se consiguen las burbujas con una segunda fermentación que se inicia dentro de la botella, con el método ancestral se lleva a cabo una única fermentación, que comienza en el depósito, pero el vino se embotella antes de que termine dicha fermentación, para que la finalice en la propia botella, generando así la burbuja.

Según explican desde la compañía, la zona de Villaverde y sus viñedos en altura son, por sus condiciones agroclimáticas, la materia prima perfecta para elaborar un “pét-nat”, por su acidez natural. A pesar de eso, estas elaboraciones suponen un reto técnico, que en el departamento de I+D+i de Vintae afrontan tanto desde el viñedo, con la investigación en torno a las distintas variedades, así como desde la bodega, con un exhaustivo control del proceso de elaboración.

Este tipo de vinos, que siguen la estela de los vinos naturales elaborados con la mínima intervención, son cada vez más demandados por un consumidor interesado en productos más auténticos, de ahí que la elaboración por el método ancestral se esté revitalizando en muchos lugares del mundo.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.