El PSOE propone analizar los bonos sociales eléctrico y térmico para decidir si necesitan mejoras

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El PSOE ha propuesto en el Congreso realizar un análisis sobre los bonos sociales eléctrico y térmico para determinar si los descuentos existentes son suficientes para mantener la adecuada protección de los hogares más vulnerables.

La propuesta se enmarca en una proposición no de ley del Grupo Socialista a la que ha tenido acceso Europa Press. El documento recoge también que, en función de los resultados de dicho análisis, se adoptarán “las medidas que procedan”.

La formación socialista ha recordado que en España se han llevado a cabo distintas actuaciones para luchar contra la pobreza energética, entre las que destacan la puesta en marcha del bono social eléctrico y del bono social térmico, destinados a los hogares en situación de vulnerabilidad.

- Publicidad-

En este contexto, el PSOE considera que, tras varios años de trayectoria, es el momento oportuno para realizar un análisis acerca de los bonos sociales eléctrico y térmico que permita extraer las conclusiones necesarias para impulsar mejoras “que redunden en beneficio de las personas que se encuentran en situación de pobreza energética”.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022 ya contemplaron un incremento de casi el 44% de las partidas destinadas al bono social térmico, hasta los 157 millones de euros, con el objetivo de beneficiar a 1,27 millones de hogares.

Y la pasada semana el Consejo de Ministros aprobó un nuevo paquete de ayudas de 3.000 millones de euros de los PGE de 2023 para rebajar la factura energética en un 40% en los hogares del país ante el impacto de la crisis. Los recursos anunciados por el Ejecutivo buscan reforzar los bonos sociales –eléctrico y térmico, a los que pueden acogerse las familias vulnerables o numerosas– y una nueva tarifa regulada para que los hogares con caldera comunitaria puedan beneficiarse de un ahorro superior al 50%.

TARIFA DE ÚLTIMO RECURSO

En el caso concreto de la rebaja para las facturas de las calefacciones comunitarias, que estará vigente hasta finales de 2023, esta extensión del esquema de protección de la Tarifa de Último Recurso (TUR) de gas natural a una nueva TUR de ahorro vecinal beneficiará a 1,7 millones de hogares.

Asimismo, se incluirán nuevos descuentos del 40% en la factura eléctrica para 1,5 millones de hogares trabajadores con bajos ingresos y se reforzará el actual bono social, al que están acogidos 1,3 millones de hogares. También se aumentará el descuento para los consumidores vulnerables del 60% al 65%, se elevará del 70% al 80% el de los consumidores vulnerables severos y se incrementará un 15% la cantidad de energía con derecho a esos descuentos.

El Gobierno también anunció el incremento de las ayudas del bono social térmico, que crece desde la horquilla de 35 euros a 350 euros al año –según la zona climática del beneficiario– hasta la horquilla de 40 euros a 375 euros al año.

Estas medidas se unen así a las que el Gobierno ha adoptado a lo largo de más del último año, como la batería de rebajas de impuestos o el mecanismo ibérico, y que, según sus estimaciones, han ahorrado 35.000 millones a los consumidores desde junio de 2021.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.