El sector cárnico gallego advierte de la situación “crítica” y de que su viabilidad peligra

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS)

Las producciones amparadas bajo la Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega, y de forma más acusada la ganadería tradicional que produce Ternera Gallega Suprema, advierten de que se encuentran en su momento “más crítico, que incluso condiciona su viabilidad futura”.

En un comunicado, la IGP recuerda que, con el comienzo de la pandemia de la covid, el sector cárnico de vacuno de calidad gallego “viene sufriendo una crisis económica continuada, provocada inicialmente por una caída significativa de los precios y agravada posteriormente por el alza desproporcionado de los costes de producción”, derivada del incremento de los precios de la energía, de los combustibles, de los abonos y de las materias primas como los cereales para alimentación del ganado.

Al respecto, ha apuntado que estas subidas en los costes, no se vieron reflejadas en los precios de venta de los terneros.

Ternera Gallega recuerda que el sector es “clave y fundamental” para mantener el rural gallego vivo, en que más de 10.000 familias ganaderas, con explotaciones sostenibles, tanto desde el punto de vista social, como económico o medioambiental. Además, recuerda que son elemento de cortafuegos debido a la actividad de pastos que mantienen.

Desde la IGP Ternera Gallega hace un llamamiento para que a todos los niveles y desde todos los ámbitos, empezando por el propio Consejo Regulador, las distintas administraciones, los sindicatos y asociaciones, las cooperativas y los operadores de la cadena comercial (ganaderos, industrias y distribuidores), y finalizando por los consumidores, busquen “soluciones conjuntas que permitan mantener y potenciar una actividad vital para el rural gallego, basada en una calidad reconocida en todos los mercados y con un modelo de producción de máximo respeto con su entorno y con el bienestar animal”.

El sector primario, y concretamente los productores de carne de vacuno en explotaciones tradicionales, “es lógico que se encuentren hartos con todo lo que está pasando y de los ataques indiscriminados que reciben”.

SUBIDA DEL PRECIO

Advierten de que en la actualidad el precio de la carne es el principal problema, ya que no cubre el incremento de los costes de producción, “poniendo en serio riesgo su continuidad, su medio de vida y el de sus familias”.

“Es necesario el compromiso de la sociedad y sobre todo de las Administraciones de la Unión Europea y de los propios países y regiones que la conforman con el sector, señala, al tiempo que apunta que “logicamente las subidas deben de ser moderadas y progresivas en el tiempo, pero también va siendo hora de que se valore el origen de los alimentos que se consumen”.

“Al paso que vamos, dentro de poco cuesta más tomar un refresco que comprar un kilo de filetes”, sentencia la IGP Ternera Gallega.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.