El sector ‘fintech’ tiene gran potencial, pero necesita más profesionales especializados, según EADA Business

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El sector ‘fintech’ cuenta con un gran potencial de crecimiento, pero necesita profesionales más especializados y una mayor comprensión por parte de los clientes, según un informe elaborado por EADA Business School en colaboración con ISDI.

El estudio, que recoge la opinión de 300 profesionales que trabajan en la industria ‘fintech’, revela que solo el 15% de estos tiene unos conocimientos muy altos, en tanto que el 42% los tiene bastante altos y el 40%, medios. Solo el 3% reconoce que sabe poco del sector.

El director general de desarrollo de Negocio de la insurtech Hello Auto, Martín Martínez, ha incidido en declaraciones a Europa Press que si bien España cuenta con “brillantes profesionales”, la innovación, los cambios tecnológicos, la regulación y la falta de recursos en este sector hace que haya profesionales muy poco especializados.

“Las empresas deben comprometerse en la formación y calificación de sus actuales y futuros profesionales”, ha puntualizado la profesora de finanzas de EADA Business School, Raushan Kretzschmar.

Sin embargo, el cofundador de Capchase, Luis Basagoiti, ha explicado en declaraciones a Europa Press que no considera un problema esa falta de especialización.

“El sector ‘fintech’ es demasiado nuevo para tener gente con mucha experiencia y la gente con mucha experiencia en el mundo bancario tiene un ‘mindset’ de aversión al riesgo e ir sobre seguro”, ha sentenciado, y ha añadido que, para él, “el equilibrio está en juntar gente con experiencia en ‘startups’ y foco en ejecución y ponerles consejeros con más experiencia”.

OPORTUNIDADES EN EL SECTOR

Por su parte, el 68% de los profesionales ve una oportunidad dentro del sector, con una fuerte previsión de crecimiento, aunque el 88% de los profesionales encuestados cree que los clientes no tienen un gran conocimiento del sector, frente a un 12% que considera que “cada vez va conociendo más”.

“Apostar por la innovación, por la tecnología y apoyar a las ‘fintech’ es apostar por el futuro de la gente joven y por los puestos de trabajo de calidad”, ha sentenciado el consejero delegado de Eurocoinpay, Herminio Fernández, en declaraciones a Europa Press.

El informe destaca que las verticales más conocidas entre los profesionales son los sistemas de pago y transferencias, el ‘crowdfunding’ y la ciberseguridad. En cuarto lugar están los neobancos y en el séptimo, las criptomonedas.

Estas últimas son, sin embargo, la vertical con más éxito entre los clientes de las empresas ‘fintech’, según revela el informe, seguidas de los neobancos y la ‘blockchain’.

El cofundador de Mejor-banco.com, Josep García, ha destacado que el sector de las criptomonedas, que si sigue creciendo o se mantiene como tal, “puede ser una oportunidad interesante”. De hecho, según una encuesta de Estatista, el 9% de la población española usa o posee criptomonedas, por encima de otros países como Estados Unidos, Alemania o Japón.

Fernández ha explicado que las ‘fintech’ de criptomonedas llevaban un tiempo pidiendo la regulación que se está desarrollando actualmente para poder tener una seguridad jurídica, como el resto de los sectores.

“Con esta nueva normativa tenemos un plazo para empezar a ser listadas todas las empresas que vamos a operar y eso es bueno, porque nos da una garantía y una seguridad”, ha señalado.

El consejero delegado de Finizens, Giorgio Semenzato, considera que otro de los verticales con más potencial es el de las inversiones, ya que al nutrirse de la última tecnología, las ‘fintech’ son capaces de ofrecer “un servicio de calidad que hasta ahora ha sido privilegio exclusivo solo de los grandes patrimonios”.

PANORAMA EN ESPAÑA

En España existen aproximadamente 463 compañías ‘fintech’, un crecimiento del 15% respecto al año pasado, y el sector genera unos 12.000 empleos, según un informe de Finnovating.

No obstante, pese al aumento en el número de empresas, la inversión anual en ‘fintech’ sigue siendo inferior a la del resto del mundo, con 250 millones frente a 40.000, según la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI).

“Tengo la impresión de que en otros países se empezó algo más pronto, no puede ser una coincidencia que dos de los bancos ‘fintech’ más grandes de Europa como son Wise y Revolut hayan surgido en Reino Unido”, ha puntualizado García, y ha añadido que podría ser por el gran tamaño del sistema bancario español, que no permite que estas startups se desarrollen tanto como otras.

Coincide Semenzato: “Comparado con otros países, en España no se ha desarrollado aún una conciencia institucional profunda acerca del impacto altamente positivo que las ‘fintech’ podemos aportar a la sociedad”, ha señalado.

De todas formas, García ha insistido en que hay “muy buenos ejemplos de ‘fintech’ en España”, sobre todo en lo referente a la inversión pasiva, aunque en otros ámbitos, como los neobancos, aún queda mucho por hacer.

La insurtech Hello Auto considera que a estas compañías solamente les hace falta “un poco de tiempo”, aunque son de media más pequeñas que las de otros países europeos y eso las hace “menos atractivas”.

Sin embargo, Basagoiti ha señalado que para que las ‘fintech’ españolas se conviertan en líderes europeos les falta creatividad. “Salen muchas copias de empresas que funcionan en USA o en otros países de Europa, pero hay poca innovación de cero a uno”, ha destacado.

LA BANCA TRADICIONAL, OBLIGADA A ADAPTARSE

La falta de mercado y el peso del sistema financiero tradicional suponen una amenaza para las ‘fintech’, así como su “excesiva” regulación, las resistencias de la dirección a transformar la forma de gestionar las finanzas y la falta de pedagogía al consumidor, según expone el informe de EADA.

Pese a su gran tamaño, la banca tradicional se enfrenta a múltiples desafíos relacionados con la entrada de nuevos actores como las ‘fintech’ y las grandes tecnológicas, que les obligarán a adelgazar su estructura, entre otras cosas.

“La banca tradicional va a perder año tras años miles de clientes si no son capaces de ofrecer alternativas que compitan con los neobancos. Estos tienen desde siempre unas estructuras y organizaciones más rígidas y esto puede complicarles un poco el camino”, ha explicado García.

Desde N26 añaden que la digitalización de la experiencia bancaria “es la nueva realidad”. “La Covid ha actuado como catalizador de esta tendencia, y tres de cada cuatro españoles, según nuestros propios estudios, asegura que valora ahora más la importancia de la banca digital en comparación con antes de la pandemia”, defienden.

Por último, Semenzato critica que debido a los grandes retos que tiene la banca tradicional, esta se está enfocando en clientes de más alto patrimonio y abandonando lentamente al cliente retail, lo que condena a este último a un mayor pago de comisiones.

“Cualquier persona que tenga a día de hoy un patrimonio inferior a 200.000 ó 300.000 euros se va a ver condenado a sufrir una subida importante de las comisiones, un empeoramiento del servicio y un trato cada vez más deficitario de parte de la banca tradicional”, ha destacado Semenzato en declaraciones a Europa Press.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.