Empresas subrayan su compromiso con los criterios ESG y destacan el nuevo impulso que tendrán tras la pandemia

Essity Iberia, Bidafarma y Erosky exponen en un encuentro digital cómo implementan los criterios ambientales, sociales y de buen gobierno

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Las empresas impulsarán su compromiso con los criterios ESG (Ambiental, Social y de Buen Gobierno) en sus estrategias empresariales para alcanzar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de aquí a 2030, tras el “paréntesis” inesperado provocado por la pandemia del coronavirus a nivel mundial.

Así lo han manifestado representantes de la industria alimentaria, de gran consumo o de la distribución farmacéutica en el Encuentro Digital de Europa Press ‘Tendencias ESG: ¿Cómo encajan el bienestar y la sostenibilidad en la estrategia empresarial?’.

En el evento on-line, el socio responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático de PwC, Pablo Bascones, ha repasado la evolución del valor de las empresas desde los años 80, cuando se tenían en cuenta fundamentalmente los criterios financieros, hasta la actualidad, cuando “es al revés” y la mayor parte de la posición o valor de una compañía son los criterios “intangibles”, ambientales, sociales y de buen gobierno.

De este modo, ha recordado que para conseguir el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5ºC, a nivel mundial la economía se deberá descarbonizar un 11,7 por ciento anual. Bascones ha subrayado asimismo como los consumidores demandan otro tipo de productos y servicios, más acordes a los criterios ESG y que más de 25 países han establecido un objetivo de neutralidad en 2050, entre ellos la Unión Europea que a través del Pacto Verde Europeo está desarrollando una nueva regulación ambiental en ámbitos como la economía circular, la biodiversidad, las energías renovables o la eficiencia energética.

En cuanto a los fondos de inversión, el socio de PwC estima que en 2025 entre un 51% y un 57% tendrán en cuenta los criterios ESG. En esa materia, ha destacado que la UE también está cambiando las reglas del juego para transformar la economía y hacerla más sostenibles y que los inversores están invirtiendo en estas tecnologías, al tiempo que inversores y consumidores están invirtiendo o consumiendo productos verdes y sostenibles.

Por su parte, el Country Manager de Essity Iberia, José Ramón Iracheta, ha expuesto las acciones y compromisos de la empresa en cuanto a los ESG que “cada vez toman más relevancia” y ha defendido que la corporación es unas de las “más sostenibles del mundo”.

Además, ha manifestado que la multinacional estuvo “muy bien preparada” para afrontar la pandemia gracias a una capacidad digital “tremenda” para trabajar en 150 países de modo que desde el primer momento del Covid-19 fueron capaces de dar servicio y no dejar desabastecida a la sociedad.

En cuanto a las estrategias de sostenibilidad ‘postcovid’, Iracheta considera que la sostenibilidad pasará de ser residual a situarse como un pilar “fundamental” en el que proveedores, consumidores, empleados están en el mismo barco y deben buscar el bienestar común poniendo cada uno su granito de arena.

Desde Bidafarma, su director de Relaciones Institucionales y Comunicación, Ignacio Pérez, ha defendido que la empresa de distribución de productos farmacéuticos tiene un importante compromiso con la eliminación de residuos de medicamentos a través de su red de puntos SIGRE distribuidos en las oficinas de farmacia y, respecto a los criterios sociales ha dicho que Bidafarma se centra en sus empleados a través de un compromiso fuerte con la diversidad y la igualdad.

Pérez ha recordado los primeros meses del confinamiento en los que ha valorado que la cooperativa farmacéutica respondió a nivel nacional e incluso los farmacéuticos colaboraron en la entrega de la medicación a la población en sus casas, aunque el sector ha realizado un esfuerzo de aprendizaje, lo que les hace estar “orgullosos”.

Después de la pandemia y hasta 2030, ha garantizado que Bidafarma trabajará por lograr un “ecosistema interno” que sea favorable a la rentabilidad, pero también a un crecimiento “verde y sostenible”.

En la misma línea, el director de sostenibilidad de Eroski, Alejandro Martínez, ha expuesto la estrategia de la empresa en este ámbito que, en último término quiere buscar la implicación y el impacto positivo en las economías locales a través de distintas actuaciones.

Durante la pandemia, ha recordado el esfuerzo realizado para garantizar el abastecimiento y que la compra en las tiendas fuera una actividad segura y con riesgo mínimo. “Toda la cadena agroalimentaria ha funcionado de manera estupenda. La cadena en España ha sido de las que mejor ha funcionado a nivel europeo en el abastecimiento. Es para esta orgullosos”, ha celebrado.

Finalmente, Martínez ha lamentado que la pandemia ha supuesto un “paréntesis” que ha tenido ocupado al sector empresarial con otras cuestiones prioritarias, pero confía en que la tendencia de buscar una vida más saludable, para el cuerpo, el bienestar psicológico, mental, ambiental y social “va a volver con fuerza” y asegura que en ese camino las grandes empresas están “preparadas” para avanzar en los criterios sociales, ambientales y de buen gobierno (ESG, por sus siglas en inglés).

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.