¿En qué invertimos los españoles?

Durante los últimos años, las bajas rentabilidades que ofrecen los clásicos productos bancarios como depósitos y fondos de renta fija unido a un mercado inmobiliario que sigue presentando dudas ha empujado cada vez más a los españoles a pensar en la bolsa como un posible destino para sus ahorros.

La carrera por batir a la inflación y no perder poder adquisitivo ha comenzado y precisamente la bolsa es una de las pocas alternativas que va por delante.

¿Quién invierte en bolsa en España?

Según un reciente estudio de BME las familias españolas son propietarias del 16.1% de las acciones cotizadas en la bolsa española. Este porcentaje ha ido descendiendo progresivamente desde los máximos alcanzados en 1998, donde la inversión directa de los hogares españoles ascendía hasta el 35.1%.

¿Cómo es el inversor medio en España?

El inversor “tipo” según datos del Banco de España tiene una edad de 54 años y posee ahorros en bolsa por valor de 9.000 euros. La media de edad del inversor español se sitúa por encima de la europea, y precisamente por esta razón, lo más habitual es encontrarnos entre los valores más contratados a las empresas con un dilatado historial bursátil en nuestro país

Según datos del Broker XTB, uno de los mayores intermediarios financieros de Europa, el inversor más tradicional en España y que responde a la descripción interés invierte principalmente en blue chips del IBEX 35 como Santander, Telefónica, BBVA, Repsol o Iberdrola.

Se trata de empresas muy reconocidas a nivel nacional, con varias décadas de historial y en las que precisamente este tipo de inversor se siente cómodos, ya que entienden su negocio, conocen la marca y valoran positivamente su política de dividendos.

Sin embargo, la entidad apunta también a una nueva y creciente generación de inversores, con una edad inferior y un poder adquisitivo más limitado. Este tipo de inversor más joven está cambiando radicalmente sus preferencias, y se decantan por compañías que utilizan en su día a día como Facebook, Amazon, Netflix o Apple.

En el año 2013 el bróker estadounidense Robinhood revolucionó el mercado de la intermediación financiera al anunciar que no cobraría comisiones a sus clientes por la compra de acciones. Aunque en un principio no supuso una amenaza para los grandes operadores, durante el año 2019, los principales brókeres norteamericanos como TD Ameritrade, ETrade y Schwab también decidieron suprimir las comisiones ante el temor a una pérdida de clientes.

Este movimiento ha llegado por primera vez a nuestro país recientemente después de que el Broker XTB anunciase que elimina sus comisiones de compra y venta para acciones al contado y ETFS hasta 100.000 euros de negociación acumulada al mes.

Los inversores españoles podrán por tanto beneficiarse de esta tarifa que además exime de pagar comisión de custodia por los títulos a todas aquellas carteras de valores que no superen el cuarto de millón de euros, convirtiéndose así en la entidad financiera más barata para invertir en acciones tanto españolas como internacionales. Así mismo, pueden abrir su cuenta 100% online y tan sólo 15 minutos desde éste link.

La compañía, que cuenta con el reconocido entrenador de fútbol José Mourinho como embajador de marca, celebró en colaboración con Negocios TV la séptima edición del Investors Day, un evento televisivo de doce horas de duración donde participaron las principales figuras económicas de nuestro país. Puedes volver a ver el evento aquí.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.